SAN DIEGO.- La selección del jurado en el juicio en que se sigue en contra del ex alcalde Bob Filner, comenzó este jueves 17 de marzo.

Como es del dominio público ex senador federal fue acusado por más de una decena de mujeres de haber incurrido en acoso sexual en perjuicio de empleadas que trabajaban para la ciudad o que mantenían algún tipo de interacción de trabajo o de amistad.

Uno entre más de una decena de casos es el Stacie Mckenzie quien aseguró “haber sido agarrada por detrás (por Filner), ponerle un brazo alrededor del cuello y haberle “frotado los senos”, en un incidente que se habría desarrollado en Mission Bay Park, en abril del 2013.

McKenzie también alega que Filner hizo comentarios inapropiados acerca de su apariencia y le pidió una cita.

“Acciones, al margen de

sus funciones como alcalde”

No obstante, los abogados de la ciudad de San Diego y Filner argumentan que sus acciones estuvieron fuera del alcance de su trabajo como alcalde y la ciudad tomó acción inmediata cuando tuvo conocimiento de las acusaciones.

La demanda de McKenzie es uno de los problemas a resolver contra Filner, quien renunció a su cargo como jefe del gobierno municipal en agosto de 2013.

Más de $ 1 millón,

ha costado demanda

Hasta ahora, el gobierno de la ciudad de San Diego y Filner han pagado más de $ 1 millón para responder a otras cinco

demandas por acoso sexual.

Cabe recordar que poco después mediodía del 31 de julio del 2013, en una conferencia de prensa efectuada en el palacio de gobierno municipal (City Hall), Bob Filner afirmaría que no se iría y que si en cambio se sometería a un proceso de rehabilitación.

Al aceptar entonces que tuvo un comportamiento inadecuado con mujeres, pero negó las acusaciones de acoso sexual en contra de las mismas.

Su mortaja política

Pero la mortaja de su tumba como político la habían puesto un día antes sus propios correligionarios demócratas, quien en voz de la presidenta del Partido Demócrata para el Condado de San Diego. Miembros del Partido Demócrata del Condado de San Diego votaron a favor de la renuncia del alcalde Bob Filner, lo que parecía ya una pesada loza que le caería encima, poniendo fin a su gobierno y su carrera política.

A las voces de otros distinguidos demócratas como John Pérez, entonces presidente de la legislatura estatal, Todd Gloria y Lorena González, entre entonces presidente de la Asamblea de California, quien el 7 de agosto afirmó que Filner debiera renunciar, se sumaría la de Dianne Feinsten, entonces la más influyente congresista de California.

Anuncian apertura del juicio

En agosto de 2013, a menos de un año después de ser elegido alcalde, Filner se declaría culpable y sería condenado a tres meses de arresto domiciliario, pero su calvario no ha terminado.

Aunque el gobierno de la ciudad ha anticipado que lo apoyará con la defensa legal, todo indica que lo hace no por respaldar al político caído en desgracia sino en evitar que se sigan gastando millonarias sumas por el caso.

Se adelantó asimismo que las declaraciones de apertura del juicio se espera inicie la próxima semana.

Ver también enlace:

Acepta culpabilidad