SAN DIEGO.- Representantes de distintas agrupaciones de California defensoras de los derechos laborales llegaron el 20 de marzo hasta el muro fronterizo que divide México y Estados Unidos para mostrar su apoyo a los trabajadores agrícolas del valle de San Quintín, en el país latinoamericano.

Del otro lado del muro, esperaban decenas de jornaleros mexicanos que exigen salarios justos y mejores condiciones de trabajo, y con ese fin hace tres días iniciaron una caminata desde el Valle de San Quintín -ubicado a unos 300 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos- hasta la ciudad de Tijuana, en México.

La protesta se realiza a un año de la huelga que realizaron para exigir respeto a sus derechos laborales y que motivó que semanas después las autoridades mexicanas anunciaran que habían llegado a un acuerdo con los trabajadores, el cual los jornaleros y las organizaciones denuncian no se ha cumplido en su totalidad.

Si bien hubo un aumento del 15 por ciento del salario, éste vino acompañado con una mayor carga laboral, explicaron hoy los manifestantes.

Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos de San Diego, señaló que la acción de es una prueba de que “la solidaridad no tiene fronteras”.

“El beneficio de lo que ellos hacen es el beneficio nuestro, la comida que consumimos de este lado, la fruta, la verdura, es parte del trabajo que ellos y ellas están haciendo, y merecen el respeto y que los traten con dignidad”, afirmó el activista.

Por su parte, Dayna Connor, residente del Valle de San Joaquín, en California, demandó que los jornaleros reciban una compensación justa, ya que su esfuerzo genera importantes ganancias para las decenas de empresas estadounidenses dedicadas a la distribución de estos productos.

“Alguien está ganando mucho dinero, estos trabajadores no están recibiendo un pago que verdaderamente refleje el trabajo que hacen por productos que son vendidos en Estados Unidos y en otras partes del mundo”, agregó.

La manifestación estuvo resguardada por elementos de la Patrulla Fronteriza, quienes tras negociar con representantes de los grupos activistas permitieron el acceso al lado estadounidense de grupos de 20 personas.

EFE

Ellatinoonline.com