SAN DIEGO.- El senador Bernie Sanders tuvo una de las ovaciones más prolongadas en su visita a San Diego al declarar que su campaña se trata “de escuchar a nuestros hermanos y hermanas en la comunidad latina”.

Ante unas 15 mil personas, el aspirante presidencial demócrata dijo que por ahora hay once millones de inmigrantes indocumentados obligados “a vivir con miedo en las sombras, que son explotados todos los días”.

“Lucharemos por una reforma migratoria integral y por un camino a la ciudadanía”, dijo el candidato de 74 años de edad.

Declaró que si es presidente y hay oposición a su plan migratorio, “utilizaré los poderes ejecutivos” para que sus órdenes se lleven a cabo.

Sanders también se comprometió a que, de llegar a presidencia, suspenderá las deportaciones y la separación de familias.

La actriz Rosario Dawson tuvo a su cargo la introducción del candidato que esa noche mientras se presentaba en San Diego ganaba las elecciones primarias en Idaho y Utah.

Dawson declaró que lleva más de 15 años de promover la participación electoral, lo que le otorga cierta experiencia para declarar ahora que “si ustedes quieren vencer a (Donald) Trump, voten por Bernie” Sanders en las primarias de junio.

En su discurso Bernie aprovechó para establecer su posición respecto a la organización terrorista ISIS que se acababa de atribuir los atentados en Bruselas.

Dijo que de llegar a la presidencia “aplastaremos al estado Islámico en una ofensiva de nuestros aliados en el Medio Oriente, sin involucrar perpetuamente a nuestras tropas” en esa región.

Fue un encuentro sin incidentes en San Diego, aunque un par de llamativos simpatizantes de Donald Trump que deambulaban por las inmediaciones del Centro de Convenciones intentaron encontrar alguna respuesta de molestia entre la multitud que asistió a ver a Bernie Sanders.

La policía de puerto, encargada del centro, no reportó ningún incidente. De hecho entre quienes portaban algunas de las pancartas más vistas eran niñas de entre 7 y 9 años de edad en compañía de sus padres. Una de ellas tenía un cartel que decía “la generación de graduación del 2026 con Bernie”.

Y justo cuando Bernie hablaba de migración y de los latinos, la sección del Centro de Convenciones se llevaba con coros como “Vi-va Sanders, vi-va Sanders” y “Sí se puede, sí se puede”, el legendario tema de César Chávez que incluso el presidente Obama usó unos días antes en La Habana.

Se trató de la primera concentración de Sanders en San Diego y el cálculo inicial se quedó corto: habían citado para la presentación del candidato en un ala de dos enormes galerones del Centro de Convenciones y cuando los asistentes superaron las expectativas tuvieron que abrir otros dos galerones desde donde muchos vieron en enorme pantalla el discurso del aspirante.

Luego de la reunión con Bernie, en las calles de San Diego se hablaba del encuentro y se escucharon genuinos lamentos de quienes quisieron y no pudieron ir.

“Yo quería ir. Muchos de mis conocidos de cuando estuve en la prepa estuvieron ahí; en verdad los envidio porque es un acto histórico”, dijo una joven en el troley.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com