SAN DIEGO.- Los hermanos Adel y Atef Afkarian, ex agentes de Bienes Raíces, fueron condenados a prisión, a 18 y 13 meses, respectivamente, y pagar 5 millones de pesos, tras ser acusados de participar en una fraudulenta actividad de ‘eliminación de deuda’.

Conforme a la Procuraduría de Distrito para el Sur de California, los hermanos Afkarian ofrecían ‘eliminar’ las hipotecas, que personas habrían adquirido con la banca y que en conjunto, en San Diego, sumaban varios millones de dólares.

Buscaban inocentes ‘bajo el agua’

Se dio a conocer que para operar su esquema fraudulento, los hermanos Adel y Atef, identificaron a las personas que habían contraído deudas con la banca (viviendas que se encontraban en dificultades o ‘bajo el agua’), e iniciaron un proceso que hacía parecer que las deudas de los propietarios habían sido saldadas.

Pero nada más ajeno a la realidad

No sólo falsas eliminaciones de deudas en hipotecas sino las llamadas ventas cortas, entró en el fraudulento esquema de los Afkarian. Simplemente, en lugar de una venta corta a un precio previamente aprobado, recurrieron al esquema de “doble garantía bloqueada”; es decir, ‘vendían’ la propiedad en dos ventas, con precios diferentes.

De esa forma, las personas pensaban que la vendía al precio inicial (del primer depósito en garantía), en vez del precio más alto (que era, de hecho, el vigente en el libre mercado de viviendas).

Actuaban en complicidad

Los acusados no actuaban solos, sino en complicidad con co-co-conspiradores, con quienes se repartían el producto de la deshonesta operación, desviando el dinero de los prestamistas.

Cabe señalar que los hermanos Adel y Atef Afkarian se declararon culpables en septiembre del 2013, admitiendo su participación en dichos esquemas de fraude.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com