En la persona del ex futbolista holandés, Johan Cruyyf, considerado el Padre del Fútbol Moderno en el que cada jugador atacaba y defendía al mismo tiempo, que mostró el equipo de la Naranja Mecánica de 1974, con figuras como Van Hanegem, Rob Resenbrink, Ruud Krol, Johan Nesekens y Rinus Michels y los hermanos Rene y Willy van de Kerkhof, entre otros muchos.

Vértigo y audacia acompañaron a Johan, tanto con sus equipos de clubes, como el Ajax y el Barcelona, como con la camiseta anaranjada de Holanda. Su tamaño se agiganta al recordar aquel tremendo equipo de la Copa Mundial de 1974, que aunque cayó vencido por Alemania del Este, siempre quedará en los registros del fútbol internacional como El Padre del Fútbol Moderno y creadores del llamado fútbol total.