CHULA VISTA, CA.- En febrero del 2017, el Club Olympicos de San Diego, cumplirá 20 años de promover el deporte en el sur del condado.

Pero esta gran celebración viene acompañada de notables logros en lo deportivo, en lo humano y en lo familiar: haber cumplido parte de un sueño como club de fútbol sóccer.

Santiago Baltazar, presidente del Club Olympicos, recuerda que hace dos décadas un grupo de entusiastas promotores de este deporte en la comunidad latina, encabezados por Roberto Victoria y Cato Cedillo, entre otros, se sentaron frente a una mesa para esbozar, un proyecto, que entonces era un sueño.

Era una mesa directiva formada por 20 miembros, de los cuales sólo quedan 2, que nunca han dejado de luchar y han dado todo por el club: Roberto Victoria y Santiago Baltazar. Ambos, originarios de Valle de Santiago, Guanajuato, México, se conocieron aquí en San Diego, en los campos de fútbol.

El resto, por diversas circunstancias, particulares en cada caso, dijo, tomó diversos caminos y se retiró del proyecto.

El legado de Cato Cedillo

Particular mención hizo Baltazar de Cato Cedillo, un hombre nativo de Texas, quien siempre se caracterizó por su profunda compasión y amor por los niños jóvenes latinos provenientes de familias de bajos ingresos. Y es él, quien apoyó en forma decidida y sin descanso al club Olympicos, ganándose el cariño y respeto de sus miembros

Desgraciadamente, Cato Cedillo fallecería a los 68 años de edad el 20 de julio del 2004, derivado de una complicación a raíz de una cirugía en el estómago, y el hombre que todo lo dio por los jóvenes latinos, se quedaría esperando un trasplante de hígado, pero dejó un gran legado en el Club Olympicos.

Dos décadas después, el Club ya se ha consolidado y cuenta con un terreno, de 5 acres, donde proyecta construir su propio estacionamiento y gradas.

Pide apoyo del público

Sin embargo, hoy el Club, que hasta ahora ha venido jugando en los campos de Otay Park y Otay Elementary School, para concretar su sueño, requiere del apoyo del público y negocios altruistas.

Lo que puedan dar, desde un dólar o menos, no importa todo nos ayudaría, dijo el presidente de Olympicos, quien señaló que por el periodo de racionamiento del agua en que ha entrado California, no podrían sembrar césped y requieren, por tanto, pasto sintético, el cual es muy caro.

Pero tal vez algunos negocios del ramo pudieran apoyar con este material y madera para la construcción de las gradas, consideró.

Al señalar que sueña con ver este lugar “lleno de niños y jóvenes que practiquen y jueguen el fútbol sóccer”, señaló que quien desee apoyar en esta noble causa, le llamen al (619) 887-1896 o lo envíen un correo a: santiago_baltazar@yahoo.com