SAN DIEGO.- Con muestras de júbilo recibieron los trabajadores y uniones de California, el anuncio del incremento salarial a 15 dólares por hora, anunciados por el gobernador Jerry Brown, los legisladores y la Service Employees International Union (SEIU).

El anuncio contempla aumentos graduales del 2017 al 2022, y otorga un año de oportunidad para cumplir con el mismo a aquellas empresas de California que cuentan con una planta laboral de menos de 25 trabajadores.

“California está demostrando una vez más que puede hacer las cosas y ayudar a la gente a salir adelante «, dijo el gobernador Brown

Agregó el ejecutivo estatal que “este plan aumenta el salario mínimo de una manera cuidadosa y responsable y proporciona cierta flexibilidad si las condiciones económicas y presupuestarias cambian».

Con la confirmación oficial de dicho anuncio, California se convertirá en el primer estado con aprobar un salario mínimo de $15 por hora.

“Anuncio histórico”: Todd Gloria

Por su parte el regidor Todd Gloria dijo: «felicito al gobernador, la Legislatura y aboga por trabajar juntos para crear esta propuesta audaz para California, un anuncio histórico del gobernador Brown es una afirmación de la dirección de San Diego mostró cuando nuestra ciudad aprobó una medida para salarios más altos en 2014 para ayudar a las familias trabajadoras a fin de mes”.

Recordó en este sentido, Gloria, que 2014 el Ayuntamiento de San Diego aprobó una ciudad en todo el aumento del salario mínimo a $ 11.50 horas, cinco días de enfermedad acumulados. La medida fue sometido a un referéndum, indicó, y se dejará a los votantes que decidan. El concejal manifestó que actualmente, el estado ofrece hasta tres días de enfermedad acumulados para los trabajadores y los días adicionales que no son parte de la propuesta salarial de todo el estado.

La medida del Ayuntamiento, abundó, aumenta el salario mínimo a $ 10.50 por hora inmediatamente y $ 11.50 por hora el 1 de enero de 2017. Si se aprueba, la medida estatal no llegaría a estos salarios hasta 2018.

«Los trabajadores”, sostuvo, “están en necesidad de estos salarios ahora y es importante que nos aseguramos un aumento local con el fin de ayudar a residentes de San Diego pagar el alquiler, comida y otros gastos diarios del hogar”.

El aumento del salario mínimo Ciudad de San Diego será decidido por los votantes y se ha colocado en la elecciones de junio 7 como Proposición I (local).

Poco antes del anuncio del gobernador, Laphonza Butler, presidenta de SEIU California, Michael Reich, profesor de Economía del Instituto de investigación en Trabajo y Empleo de la Universidad de Berkeley y Kathryn Lybarger, presidenta de California Labor Federation (Federación del Trabajo de California), ofrecieron una teleconferencia a los medios de comunicación del estado.

Por su parte, David Huerta, presidente de SEIU para el oeste, que representa a más de 40,000 empleados de limpieza, personal de seguridad, trabajadores de aeropuertos y otros empleados en la industria considerados de bajos salarios en California, manifestó que “el anuncio de apoyo del gobernador Brown para aumentar el salario mínimo en California a $ 15 es un testimonio del poder que la gente común puede tener cuando nos unimos para luchar por un futuro mejor para todas nuestras familias”.

La otra cara: Oposición empresarial

Pero no todos estuvieron contentos con el anuncio.

Y la representación de los pequeños negocios de California, National Federation of Independent Business (NFIB) conocida también como Small Business Association, en voz de su director Tom Scott dijo que «hoy en día el gobernador Brown y el liderazgo legislativo demostraron una indiferencia preocupante claro para la voz de los pequeños negocios en California”

Scott destacó que “en su conferencia de prensa, el gobernador Brown afirmó que él y los líderes legislativos habían escuchado y considerado el punto de vista de la pequeña empresa en la elaboración de esta propuesta”, lo cual fue negado por representante empresarial.

«Es preocupante que en el siglo 21 estamos en presencia de ofertas a puerta cerrada oscuras sin la opinión del público o la transparencia”, dijo.