SACRAMENTO.- El líder del Caucus Republicano en la Asamblea de California, Chad Mayes, mostró su desacuerdo ante el anuncio del gobernador Jerry Brown, de aumento escalonado al salario mínimo a $15/Hora, del 2017 al 2022.

«Hoy en día, nuestras comunidades se ven abrumados por el aumento del costo de la vivienda, la energía, el transporte y el cuidado de la salud en California”, dijo.

Mayes, quien representa al Distrito 42, que comprende parte de Riverside y San Bernardino, indicó que “este acuerdo puede ayudar a un pequeño número de trabajadores que aportan su mano de obra en California, pero nos preocupa que perjudicará a muchos más”.

Impactará los costos

de vida, pronostica

Consideró el portavoz de los legisladores republicanos que esta decisión “impactará a nuestro estado, ya de por si con un alto costo de la vida, propiciando que el sueño de California sea aún más inalcanzable para nuestra clase media y las familias de bajos ingresos.

«Tenemos la responsabilidad de construir un estado mejor”, dijo, “más asequible para todos los californianos. Tenemos que trabajar juntos para crear soluciones de sentido común que eliminen esta carga «.

En oposición a los comentarios vertidos por el presidente Pro-Temporare del Senado, Kevin de León y representantes sindicales, hubo otras voces que rechazan la decisión anunciada por el ejecutivo estatal.

“Se reflejará en forma negativa”

Una de ellas es la del asambleísta John Moorlach, también emanado del Partido Republicano, y quien citando un comentario que expertos de la Secretaría de Finanzas habrían hecho a la iniciativa del salario mínimo (Bill SB3) presentada por el asambleísta Mark Leno, sostiene que esto reflejará de forma negativa sobre el presupuesto y la economía estatal.

El referido reporte destaca que “incrementos en los salarios mínimos en California aumentarán los costos a varias entidades del estado”.

Indicó Moorlach que El Departamento de Relaciones Industriales de California (The Department of Industrial Relations, DIR, por sus siglas en ingles), plantea una vision similar.

Afectaría al Fondo General

Indica que “alteraría po $500,000 los costos del Labor Enforcement Compliance Fund (Fondo de Pago a la Mano de Obra), cubrir el pago de 815 mil empleados en el estado cada vez que se aumenta al salario mínimo”.

Y de acuerdo con él, concluye el reporte de la Secretaría de Finanzas del Estado: “El Departamento de Finanas se opone a esta iniciativa debido que resulta en significantes costos al Fondo General. Más aún, Finanzas observa que el impacto neto de un incremento en el salario mínimo en la economía de California y el presupuesto estatatal, es proclive a ser negative”.

Agregó que esta repercusión desfavorable se dejará sentir en perjuicio de los ingresos personales y del crecimiento relativo que había experimentado el empleo en California.

En un comunicado de prensa, Mark Leno respondió:»Si verdaderamente respetamos el trabajo, hay que recompensar el trabajo, y no hay major forma de recompensa a los trabajadores de tiempo completo y que viven en la pobreza, que este histórico que ayudará en la economía de los pobres californianos y dará empleo a quienes trabajan duro para llevar la comida a sus familias”.

Para que el lector disponga de mayores elementos sobre el tema, lea también la nota publicada en la edición impresa #14 de El Latino.