SAN DIEGO, CA.- A dos años de implementado, la llamada California’s new Local Control Funding Formula, Fórmula de Control de Fondos Locales, (LCFF), que fue convertida en ley en 2013, no ha funcionado como se esperaba.

Estas son las conclusiones del estudio titulado: “A Review of Year 2 LCAPs: A Weak Response to English Learners” (“Una revisión a 2 años de LCAP: una débil respuesta de los estudiantes de inglés”.

El reporte fue liberado por la organización civil de revisión sobre educación Californians Together (Californianos Juntos) y The Center for Equity for English Learners, (CEEL), (El Centro para la Equidad de los Estudiantes de Inglés.

Se indicó que el mismo se da seguimiento al primero de dos reportes, el primero de ellos, efectuado en mayo del 2015. Ambas investigaciones fueron desarrollados por la doctora en Educación y directora asociada del CEEL, Elvira Armas y las doctoras en Filosofía, Magaly Lavandenz y Laurie Olson.

Se aplicó en 29 distritos escolares

Este segundo reporte, se advierte en la introducción, fue aplicado a 29 distritos escolares de California, que representan el 32 por ciento de todos los estudiantes de inglés; es decir, 1.4 millones en California.

Indican en el estudio que aunque se anunció que los llamados Planes de Acción para el Control Local (LCAP, por sus siglas en inglés) ha sido planteado como un medio de mayor flexibilidad para el manejo de los fondos y los recursos por los distritos, la realidad es que presenta “un panorama preocupante”.

Y precisa que una de las mayores dificultades del proyecto educativo es que pese a que la asignación de fondos a losdistritos escolares tienen como propósito, entre otros muchos, “asegurar que los estudiantes de inglés de bajos ingresos y jóvenes de crianza (grupo donde se ubican muchos de los llamados “dejados atrás” en el proceso educativo) reciban un aumento o mejora de los servicios, la LCAP, tal como está estructurado actualmente, no permite saber con claridad si o no, los distritos tienen previsto utilizar los fondos para servir y beneficiar realmente a los estudiantes”.