El ajonjolí es otro tipo de semilla que te proporciona grasas saludables, beneficiando tu salud y peso. Las grasas saludables deben de formar parte de cada una de tus comidas.

Son indispensables para el funcionamiento óptimo de todos los órganos de tu cuerpo; la regulación de la inflamación; el control del balance hormonal, ánimo, humor y función nerviosa; y el suministro de energía.

En cuanto al control de peso, las grasas saludables te hacen sentir llena más rápido y te mantienen satisfecha por mayor tiempo. También te ayudan a controlar el hambre y estimulan la quemadura de grasa.

El ajonjolí (“sesame sedes”) es una buena fuente de grasas saludables con multitud de beneficios importantes para tu salud. Tienen un sabor crujiente y delicado por lo que se combinan bien con diversos platillos. Son una fuente excelente de muchos minerales esenciales para tu salud, tales como el cobre, manganeso, calcio, fósforo, hierro, zinc y selenio.

También contienen cantidad importante de Vitamina B1 y fibra. Los beneficios a tu salud son diversos. 1) Te ayudan a bajar el colesterol. 2) Protegen tu hígado. 3) Disminuyen la inflamación y dolores asociados con la artritis. 4) Mejoran la salud vascular previniendo presión alta y migrañas. 5) Fortalecen la salud respiratoria con lo que ayudan a prevenir asma. 6) Mejoran la calidad del sueño en mujeres durante la menopausia. 7) Disminuyen lo síntomas del síndrome pre menstrual. 8) Mejoran la salud de los huesos. 9) Ayudan a prevenir enfermedades como cáncer de colon y osteoporosis. Como ves, estas pequeñas semillas son una fuente poderosa para la salud. Adicionalmente, su contenido de grasas saludables y fibra te mantendrán más satisfecha entre comidas, mejorarán tu digestión y promoverán la quemadura de grasa.

Una porción de ajonjolí es ¼ de tasa. Hay muchas formas de incorporarlas a tus alimentos. Las puedes tostar ligeramente en el horno y agregarlas a las ensaladas, verduras cocidas, pollo, pescado o carne.

El ajonjolí tostado lo puedes combinar con sal y usar para sazonar cualquier platillo (1 cucharadita de sal + ¼ de ajonjolí). Puedes comprar pasta de ajonjolí (Tahini) y usarla en vez de mantequilla. Las puedes combinar con ajo, vinagre de arroz, jengibre, limón y sal de mar y utilizar para aderezos de ensaladas o para sazonar pollo o pescado. Las puedes agregar al mole.

Maru es Fundadora de Flaca Forever y Autora del libro “The Mexican Food Diet”, el más vendido en diversas categorías. Ayuda a las mujeres Latinas maximizar su salud y bienestar y a mantenerse en su peso ideal. Contáctala para conocer sus programas: info@flacaforever.com.