SAN DIEGO.- Una iniciativa civil que propone aumentar el impuesto sobre ocupación hotelera, prohibir la expansión del Centro de Convenciones de San Diego y “clarear el camino” a San Diego State University para expandir una propiedad dentro del estadio Qualcomm, fue considerada como “un significativo riesgo” por el Abogado de la Ciudad, Jan Goldsmith.

Consideró que si la disposición del llamado the Citizens Plan for San Diego (Plan de Ciudadanos por San Diego) es invalidada por los tribunales y la posibilidad de apelaciones se agota, el resto de la iniciativa no será aprobada.

El abogado del gobierno local anticipó que ello podría traer consecuencias en impacto financiero para la ciudad, en caso de que se presentara un litigio.

Goldsmith identificó seis áreas del Plan de ciudadanos que podrían estar legalmente cuestionable.

La iniciativa fue propuesta por el ex concejal Donna Frye y el abogado Cory Briggs, que han estado recogiendo firmas durante varios meses, pero no han presentado peticiones de obtenerlo en la papeleta. Se requierten al menos 66.447 nombres válidos para obligar al Ayuntamiento a adoptar su propuesta o colocarla ante los votantes.

En fecha reciente, el abogado Cory Briggs anunció una conferencia de prensa en la cual se pronunció “por un gobierno abierto”.