SACRAMENTO.- Esteban Núñez, el hijo del ex asambleísta californiano Fabián Núñez, fue puesto bajo libertad condicional, luego de que el ex gobernador Arnold Schwarzenegger le conmutara (redujera) su sentencia de 16 a 7 años. Aunque Fabián, quien ahora tiene 27 años de edad, fue acusado de participar activamente en el asesinato del estudiante Luis Santos, tendrá que cumplir ahora 3 años de libertad supervisada por el Departamento del Aguacil de Sacramento. Pero sus padres, Fred y Katty Santos, han dicho que en este caso se cometió una gran injusticia y se incurrió en un inaceptable abuso de poder, al no castigar de manera ejemplar al hijo del político californiano.

Como se recuerda, Luis Santos, un alumno de San Diego State University (SDSU), fue asesinado a puñaladas durante una fiesta efectuada en un apartamento próximo a la Universidad, en octubre del 2008.

La decisión causó gran controversia y no poco enojo de muchos californianos, incluidos reconocidos expertos en derecho procesal, quienes alegan que el ex gobernante rebasó su competencia legal.

Los padres de Luis, Fred y Kathy Santos interpusieron una demanda exigiendo se diera marcha atrás a la decisión del ex mandatario de origen austriaco y la pareja fue entonces apoyada por la Fiscal de Distrito del Condado de San Diego, Bonnie Dumanis, sin que cambiara la decisión.

Pero en la primera semana de junio del 2015 recién se ratificó una resolución judicial del caso que ya se había anticipado en 2012, según la cual el Juez de la Corte Superior del Condado de Sacramento, Lloyd Connely, resolvió que un gobernador no está obligado a notificar a las víctimas y sus familiares antes de decidir sobre una petición de indulto.

Esta fue precisamente el argumento de la demanda de la familia Santos , respaldada por la Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego, y que se apoyaba en Ley Marsy, aprobada por los electores de California, pero el juez Connely concluyó que ésta no restringía al gobernante Schwarzenegger para que tomara la resolución que tomó.

La controversia fue a parar entonces ante el Tribunal de Apelaciones del Tercer Distrito, que acaba de determinar que la acción de Arnold Schwarzenegger “podría verse como merecedora de censura y groseramente injusta, pero no fui ilegal”.

Cabe recordar que en una entrevista telefónica con el reportero de El Latino San Diego, Fred Santos argumentó exactamente lo opuesto a lo resuelto por la Corte de Apelaciones, pues señaló que en el proceso se cometiero.n “irregularidades graves” y que esta es una “historia de abuso de poder