SAN DIEGO.- Todavía tiene muy presente Arturo Carrera aquel 27 de septiembre de 1996 cuando se internó a San Diego como indocumentado.

Jamás pasó por su mente, dijo en entrevista con El Latino, que ello podría suceder poco antes, cuando trabajaba era un próspero propietario de una empresa comercializadora y exportador de café en la región noroeste de la región mazateca del estado de Oaxaca.

Nativo de la comunidad de Huautla de Jiménez, fue el divorcio con su primera esposa, narró, el que lo puso en una situación de crisis en lo personal y lo económico.

Determinado a trabajar

Arturo, sin embargo, recuerda que llegó a esta frontera con la plena determinación de trabajar en lo que se ofreciera y no dar ningún paso atrás; al momento en que iba cruzando la frontera, reflexionaba que, dentro de la crisis por la que atravesaba, esta era una nueva oportunidad en su vida.

Y así lo hizo: luego de trabajar en un almacén a la que fue invitado por una amistad, se empleó como lavaplatos en un restaurante; después acudiría a una agencia de empleos, que lo recomendó en un negocio dedicado a la instalación de puertas y ventanas en la ciudad de El Cajón.

La misma agencia de empleos, continuó Carrera, lo enviaría luego a una empresa dedicada a empacar piezas (de software) en cajas de cartón; desafortunadamente, por alguna posible irregularidad en el que habría incurrido el negocio se le canceló el contrato, y sólo estuvo 3 meses en el mismo.

Pero este mexicano oaxaqueño no era un hombre que se diera fácilmente por vencido y siempre asumió su empleo con gusto y dedicación. Sin importarle trabajar de noche, continuó en la labor de empaque de software.

El detonante y despegue

No obstante, al asociarse con una mujer, que con el tiempo pasaría de ser su amiga, novia y esposa, sin dejar de trabajar en otros oficios, ambos consideraron que podría ser una buena idea vender joyería de oro y plata, lo que hacían ofreciéndola a clientes en la calle y domicilios particulares. La idea fue tan buena que tiene muy presente su primera y exitosa exhibición como negocio: La tradicional Feria de El Limón que durante el verano se efectuó en 1997 en la ciudad de Chula Vista, donde alquilaron un puesto de venta.

Los resultados fueron tan espectaculares, agregó el entrevistado, que las joyas exhibidas en su totalidad, “ fue el detonante, el despegue definitivo; fue como una señal de lo que tienes que hacer” y después de cubrir la renta de la casa y los gastos más urgentes, el dinero debía reinvertirse “y eso hicimos”.

Exhibición en ferias

Destacó Arturo Carrera que tras el éxito obtenido, se registraban en cuanta feria podían como lo hicieron en ; Fallbrook, Encinitas, Carlsbad, Ocean Beach y Adams, entre otras muchas.

A dos décadas de que se internó como indocumentado, Arturo Carrera, convertido ya en ciudadano por naturalización, es un exitoso y sólido empresario, que tiene un gran afecto y respeto por sus trabajadores, que junto al amor que tiene por sus dos bellas hijas: Sofía, de 13 años de edad y Lucía, de 8, son quienes le inyectan el buen humor que observa siempre en la administración de su negocio.

Aunque su segunda esposa, aceptó con melancolía, también se separó de él (en 2012) y se fue a abrir un negocio del ramo de joyería en National City, reconoce que fue en una charla con ella donde surgió el nombre de su actual negocio: Eclipse Jewelry San Diego. “Pensábamos en el sol, en su color dorado y la luna, plateada, y concluimos que el eclipse era la respuesta”.

15 años de historia de éxito

Hoy Arturo Carrera tiene muchos motivos para celebrar y estar feliz como un exitoso empresario latino ya que este sábado 16 y domingo 17 de abril, Eclipse Jewelry, ubicado en 4213 University Avenue en San Diego, cumple su 15 aniversario. ¿Puedes creerlo? Le pregunta a una amiga y cliente, con evidente emoción.

Su concepto de su trabajo diario dice más que mil palabras: “Para mí estas joyas tienen alma, no son objetos inertes; tienen vida propia, valor y espíritu, esto es un arte y al trabajarlas eres un artista”.

Indicó que mayor información sobre el negocio o para el evento de 15 Aniversario, puede llamar al (619) 281-3120.