Funcionarios de ambos lados de la frontera inauguraron oficialmente esta semana un tramo terminado de la carretera Ruta Estatal 11, o SR11, que empalma el sitio donde será construida la próxima garita de Otay y toda la red de carreteras en la frontera del condado de San Diego.

La Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG) informó que la obra tiene un valor de 1,300 millones de dólares.

Ahora ya está terminada el área donde convergen las carreteras SR11, estatal 905, y la carretera de cuota 125. Por cualquiera de esas vías se llega a las carreteras interestatales 5 y 8, y a la estatal 805 y de ahí a la red carretera en todo el país.

La directora distrital del Departamento del Transporte de California (CalTrans), Laurie Berman, dijo que “es el primer de tres segmentos que eventualmente llevarán a la próxima garita del condado de San Diego”, Otay 2 o la garita de Otay Este

El siguiente paso va a ser comenzar a construir la garita y va a tener 10 carriles para camiones de carga comercial y otros diez para vehículos particulares, y va a ser un acceso de cuota, que se espera que sea más rápido para cruzar la frontera.

SANDAG espera que al entrar en operaciones, Otay Este ayude a desahogar tanto a la actual garita de Otay como a San Ysidro.

Aunque el tramo se terminó de construir desde mediados de marzo, faltaba la inauguración oficial, a la que asistieron el regidor Todd Gloria, y el administrador del condado y presidente de Sandag, Ron Roberts.

También la alcaldesa de Chula Vista, Mary Casillas; Lory Berman, de CalTrans; la directora de la Cámara de Comercio de Otay, Alejandra Mier y Terán; y el director de relaciones internacionales de Baja California, Mariano Escobedo.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com