1.Pon hojas de queso Parmesano, tomates horneados y una pequeña porción de Wonderful Pistachos con cáscaras en un plato.

2.Agrégale ajo fresco y romero a tus tomates horneados para un toque más robusto. Disfrútalo con una copa de vino blanco Griego, para un sabor auténticamente mediterráneo.