SAN DIEGO.- Alrededor de un centenar de trabajadores de restaurantes de comida rápida, conserjes y activistas sindicales se manifestaron el 14 de abril en demanda de que el incremento de $15/hora al salario mínimo se aplique ahora y no dentro de seis años.

Partiendo en la tercera y Broadway, el grupo de manifestantes se paró frente a varios restaurantes de comida rápida y demandó un mejor salario y trato a los trabajadores de dichos negocios.

Adriana Laguna, de 18 años de edad, quien labora para un Burguer King, dijo haber sido objeto de malos tratos, represalias y falta de respeto por parte de la supervisora, de nacionalidad mexicana, y quien lejos de aumentarle el mínimo, “me bajó 25 centavos de mi salario y me recortó horas de trabajo”.

Indicó que al irle al reclamarle la excusa es que “el negocio tenía un nuevo dueño y los trabajadores tendrían que sacrificarse, si no querían quedarse sin un empleo”.

Frecuentes abusos laborales

Circunstancias como las denunciadas por Adriana es frecuente en negocios, que funcionan como restaurantes de comida rápida como McDonalds y Carls Jr., y lo ejemplificó Gabriel Medina, un trabajador nativo de Puerto Rico, quien trabaja en un restaurante especializado en la venga de pollos de National City.

Indicó que en este tipo de tiendas que funcionan como cadenas suelen ofrecer empleos de medio tiemplo (part-time), para poder pagar “lo que quieran y estar en posibilidad de despedir a los trabajadores cuando así lo quieran”.

Les oferecen medios tiempos

María Elena Morales, una ex alumna de San Diego City College, denunció que debido a los bajos salarios que perciben la mayoría de los estudiantes, que se ven obligados a aceptarlos para poder pagar sus estudios, muchos gerentes optan por contratarlos al ser la mano de obra más barata del mercado laboral y no tener necesidad de firmarles contrato.

Se dijo que por ello las uniones han estado respaldando el movimiento de incremento salarial, y en este año varios negocios tendrán que revisar los convenios laborales junto a los representantes sindicales.

Durante un mitin efectuado frente a las instalaciones de San Diego City College en un restaurante de comida rápida, estuvo presente el regidor Todd Gloria, uno de los funcionarios públicos que ha estado presente en la mayoría de estas expresiones públicas a favor de incremento al salario mínimo general.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com