SAN DIEGO.- Aproximadamente un 18 por ciento de los estudiantes del Distrito Escolar Unificado de San Diego (SDUSD por sus siglas en inglés), desertan o abandonan sus estudios.

Lo anterior fue dado a conocer por el distrito escolar en un reporte donde externa su preocupación por esta tendencia y llama a una búsqueda de solución en conjunto con los alumnos, maestros y padres de familia.

En lo que llama “la epidemia silenciosa”, revela que el fantasma de la deserción en los escolares afecta a 1 de cada 4 latinos y 1 de 5 afroamericanos.

Citando un Informe Nacional considera el reporte divulgado por SDUSD que hay mayor tendencia a la deserción escolar aquellos niños o jóvenes que provienen de familias de padres divorcidos, en pobreza, que se sostienen con asistencia pública, o en la cual uno o más de sus miembros se encuentran en prisión, en espera de sentencia.

Factores que la originan

La separación entre padres suele dejar como secuela que muchos estudiantes “abandonen nuestras comunidades”, además de la pérdida de trabajadores productivos”, incurriendo en mayores costos asociados al incremento en arrestos carcelarios, e impactando la atención sanitaria (en los servicios de salud) y en los servicios sociales”, se afirma en el documento publicado en la página de web del distrito.

Otro dato significativo citado por el reporte es que en una investigación efectuada en 2005, advierte que uno de cada cuatro adultos en California (más de 4 millones de personas) “no se habían graduado de la escuela secundaria”.

El problema es mayor en Latinos y afroamericanos: SDUSD

¿Cuánto está costando esta epidemia (silenciosa) a nuestros hijos y los contribuyentes de California? Se pregunta y cita lo que llama los hechos:

“Los graduados de la secundaria ganan más de $290 mil en toda su vida, de acuerdo con datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), pero al abandonar las aulas escolares, alrededor de dos tercios de ellos recurrirían al uso de cupones de alimentos” para poder sobrevivir.

La graduación en la secundaria, continúa el reporte publicado en la página web de SDSU, permitiría reducir en 20 por ciento la tasa de crímenes violentos”.

También indica que un 60 por ciento de los estudiantes afroamericanos varones que abandonan la escuela, “pasarán tiempo en prisión durante su vida”.

‘Las razones’

En una encuesta aplicada a estudiantes que desertaron o abandonaron sus estudios, acerca de las razones por la que lo hicieron, se encontró que un 47% de los entrevistados consideraron que las clases no eran de su interés; un 43 por ciento que perdían demasiado tiempo y días escolares; un 42 por ciento que no les gustaba la escuela.

Los resultados de la encuesta mostraron a un 38 por ciento que no les gustaba que les impusieran reglas; un 35 por ciento porque sentían que estaban fallando en la escuela y no podrían recuperarse; un 28 por ciento porque consiguió un trabajo y un 26 por ciento porque eran estudiantes embarazadas.

Alternativas y ¿coincidencia?

Como alternativa de solución y poder reducir esta tasa de abandono escolar, el distrito afirma que se tiene que trabajar en la prevención y en contacto con la comunidad escolar. “La prevención comienza en los primeros grados”, concluye el reporte.

Por si todo ello no fuera por si mismo preocupante, el estudio llamado: “En mayor riesgo de ser suspendidos o expulsados del Colegio, estudiantes de Minorías”, escrito por el Doctor J. Lucas, tiene un punto de peligrosa coincidencia con el reporte de SDUSD.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com