California proporcionará a partir de mayo servicios de salud del programa de bajos ingresos a menores de edad indocumentados al entrar en vigor una ley que fue aprobada en el otoño pasado.

El Departamento de Servicios Humanos y de la Salud del estado de California estima que más de 170,000 menores de 19 años de edad que residen sin condición migratoria en el estado podrán tener por primera vez servicios de salud a través de Medical.

El programa comenzará desde el 16 de mayo, pero una vez que entre en vigor será retroactivo al primero de mayo, debido a logística de las autoridades de Salud.

Los requisitos serán similares a los que exige el programa de Medical para dar a de alta a solicitantes.

Una familia de cuatro personas necesita ingresos de 64 mil dólares o menores anuales para calificar para el programa. En caso de que las cuatro personas se encuentren en California sin documentos migratorios regulares, el beneficio será sólo para los niños y adolescentes menores de 19 años; los adultos indocumentados siguen sin cubertura médica.

De acuerdo con el Departamento de Salud hasta cerca del 60 por ciento de los menores de edad que se van a beneficiar con la medida viven tentativamente entre los condados de San Diego y Los Ángeles.

El senador Ricardo Lara, autor de la ley que permitirá a California proporcionar Medical a menores indocumentados, dijo que el plan no significa un gasto para los contribuyentes sino más bien un ahorro.

“Al proporcionar servicios preventivos de salud evitamos que una comunidad que ya se encuentra aquí tenga que esperar hasta que necesite de cuartos de emergencias para pedir asistencia médica; las urgencias son los servicios más costosos”, explicó.

Hasta ahora algunos de los condados de California han otorgado servicios de salud a menores con condición migratoria irregular.

El año pasado el senador Lara también había presentado una propuesta para que los adultos indocumentados que no podían tener servicios mediante la Reforma de Salud tuvieran servicios con un programa paralelo al llamado Obamacare pero financiado exclusivamente con fondos estatales, sin recibir presupuesto federal, pero el proyecto fue rechazado.

El legislador informó que presentará nuevamente su propuesta pues la comunidad indocumentada, de entre 2.5 y 3 millones de personas en California, necesita cubertura para garantizar la salud de la sociedad en general.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com