Las semillas de Linaza (“Flaxseeds”) tienen un valor nutricional único y poderoso para mejorar tu salud y peso. Estas semillas te ayudan a mejorar la digestión, reducir el colesterol, combatir los antojos, balancear las hormonas, prevenir enfermedades y mejorar tu peso.

Su principal componente son las grasas omega-3. Una sola porción de semillas te proporcionan más del 100% del valor diario requerido. También son una fuente importante de fibra, proteína, vitaminas y diversos minerales.

Por su contenido y tipo de fibra ayudan a mejorar la digestión, la absorción de nutrientes y la disminución del colesterol. Este tipo de fibra también te ayuda en el proceso de desintoxicación y control de antojos.

Estas semillas están cargadas de antioxidantes, los cuales ayudan a mejorar la salud de todas tus células, desaceleran el envejecimiento natural y ayudan a mantener un balance hormonal saludable. Estos antioxidantes también promueven la salud intestinal y tienen propiedades antivirales y antibacteriales con lo que reducirás las veces que te enfermas de gripas. Otro beneficio importante es que ayudan a prevenir y combatir cáncer, particularmente el cáncer de pecho gracias a su habilidad de mantener un balance hormonal saludable.

Las grasas contenidas en estas semillas ayudan a mejorar la salud y apariencia de tu piel, ayudando a que se vea más joven y combatiendo problemas como el acné, rosácea y eczema.

Si tienes que perder peso, las semillas de linaza te ayudan de diversas formas debido a su contenido de fibra y grasas que te ayudan a mantenerte satisfecha por mayor tiempo y reducen la inflamación interna. Si tienes demasiada inflamación interna estarás reteniendo la grasa corporal.

Otro beneficio importante de estas semillas es la ayuda para mejorar los síntomas de la menopausia y a regular la menstruación.

Una porción de semillas es de 1 a 3 cucharadas de linaza. Las puedes comprar enteras o molidas. Cuando están enteras las puedes agregar a cualquier platillo como ensaladas, arroz, verduras, licuados, yogurt o granola. Si las prefieres molidas, las puedes incorporar en los panes, galletas. Otra forma fácil es mezclarla con agua y utilizarla como sustituto de huevo en las recetas. Una vez más, el límite es tu imaginación.

Maru es Fundadora de Flaca Forever y Autora del libro “The Mexican Food Diet”, el más vendido en diversas categorías. Ayuda a las mujeres Latinas a maximizar su salud, bienestar y a mantenerse en su peso ideal. Contáctala para conocer sus programas: info@flacaforever.com.