Porciones: aprox. 12-15

Ingredientes:

• 3 tazas de harina, tener más a la mano

• 1 cucharada de polvo de hornear

• 1 cucharadita de sal

• 2 cucharaditas de azúcar

• ¼ de taza de mantequilla, fría (1 barra)

• ½ taza de manteca, fría

• 1 taza + 2 cucharadas de buttermilk

Opcional:

• 1 huevo por un batido de huevo

• 2 cucharadas de agua

*Batir el huevo con agua y dejar a un lado para cepillar en la parte superior de biscochos antes de la cocción

Método:

1) Precalentar el horno 425 F

2) Cernir todos los ingredientes secos en un tazón grande

3) Corte la mantequilla y manteca, vetrter sobre la harina usando un tenedor y sus dedos, hasta que la mezcla se convierta en migas gruesas

4) Vierta la buttermilk a la mezcla de harina y usando una espátula de hule, revuelva hasta que la harina se humedezca y se combine

5) Volcar la masa sobre una superficie enharinada, amasar la masa hasta que se sienta bien mezclada, espolvoreando con harina si se siente húmeda.

6) Usando las manos o un rodillo, presionar la masa hasta que quede a ¾ de una pulgada de gruesa. Usando un cortador circular enharinado, cortar firmemente los círculos para los biscochos.

7) Colocar los círculos de masa en una bandeja de horno alineada con papel pergamino, a 1 pulgada de distancia del uno del otro. Cepillar los biscochos con mezcla de huevo con agua. Hornear durante 12-15 minutos o hasta que estén dorados. Retirar del horno y disfrutar calientitos.

¡Provecho!

~ La chef de repostería Laura Arias, de San Diego