SAN DIEGO.- Aparecieron el 14 de abril en la Universidad Estatal de San Diego (SDSU, por sus siglas en inglés) y un día después en UUniversidad de California, Los Ángeles (UCLA).

La repentina ‘aparición’ de carteles anti-musulmanes y anti-árabes, en el que aparecen fotos de estudiantes de ambas universidades, y atribuidas a David Horowitz, creador del David Horowitz Freedom Center, ha causado inquietud en la universidad local.

Pedro Ríos López, director de la organización activista American Friends Service Committee, AFSC, San Diego, llamó al presidente Elliot Hirshman, a que “tome responsabilidad de sus actos y se disculpe con la comunidad de estudiantes”.

Su declaración se dio a raíz de que Hirshman emitiera un correo que los estudiantes calificaron como “patético” y en el que de acuerdo con ellos, el presidente de SDSU aludía “a una respuesta a volantes y avisos del proyecto David Horowitz Freedom, que nombra específicamente a los estudiantes como terroristas o simpatizantes de terroristas”.

Critican contenido

de correo

“En el correo electrónico”, señalan los estudiantes, “el presidente Hirshman declaró, fundamentalmente, que los estudiantes que son activistas, deben aceptar que sus acciones tienen consecuencias y que las personas tienen derecho a la libre expresión, en lo que estamos completamente de acuerdo; sin embargo, lo que él no comprende es que calumnia y difamación no están protegidos por la libertad de expresión”

Mientras Ríos López precisó que no hay que confundir el auténtico movimiento pacifista de los judíos con el sionismo, una doctrina ideológica según la cual los habitantes de Israel fueron elegidos por Dios para que poblaran estas tierras, propaganda, esta última, dijo, que ha difundido Horowitz.

Esta postura es compartida por organizaciones como Jewish Voice for Peace, y la propia AFSC a nivel nacional, quienes afirman que “los carteles están destinados a dañar no sólo a las personas citadas en ellos, sino a silenciar e infundir miedo en todos aquellos que podrían considerar hablar sobre estos temas”.

Agregan que el fundador del Centro Horowitz, “que se ha denominado el padrino del movimiento antimusulmán, por el Southern Poverty Law Center, en UCLA, sus objetivos se han expandido, desde estudiantes, atacando a dos miembros afroamericanos, que son fieles defensores de los derechos palestinos”.

Aunque Pedro Ríos aclara que, en forma objetiva, en el centro está la milenaria diferencia que tienen por el tema de ocupación de tierras palestinos e israelitas, esto ha provocado un sentimiento de tristeza y frustración entre estudiantes de SDSU.

Tristeza y frustración

en estudiantes

Así se puso de manifiesto durante durante una reunión del concilio estudiantil efectuada la tarde del 28 de abril en el flamante edificio del Conrad Prebys Student Union, donde dos estudiantes, incluida la presidenta de la Unión de Estudiantes de SDSU, Jamie-Lee Miller no pudieron contener las lágrimas al abordar el tema.

Luego de hacer entrega de los premios a la diversidad, que en su 12ª. edición se realizó en las instalaciones del propio Conrad Prevys Student Union, se reunió breves minutos con respresentantes de los estudiantes, que le cuestionaban por el controvertido correo electrónico.

Elliot Hirshman, presidente de San Diego State University, no sólo vio su nombre cuestionado y caricaturizado en las pancartas que portaban los estudiantes, sino que al salir rápidamente de su breve encuentro donde una estudiante leyó frente a él su comunicado, fue ‘recibido’ por otro grupo de estudiantes, quienes lo obligon a mantenerse por varias dentro de una patrulla de policía, frente a los reclamos de los escolares.

La Asociación de Estudiantes Musulmanes de SDSU, por su parte, se congratuló de que Hirshman “se disculpara, a pesar de ser unad isculpa forzada y débil, estamos orgullosos de esta victoria”, dijeron.

Por otra parte, en un comunicado emitido este martes 3 de mayo, se afirma que “SDSU está trabajando para lograr un balance entre la libertad de expresión con la protección del acoso (harrasment)” y estudiantes anticiparon que invitarán a que exprese su postura en torno al caso a David Horowitz, sobre quien se ha centrado la discusión y atribuyen la circulación de los ofensivos carteles.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com