SAN DIEGO.- Tras un tiempo de estar en San Diego, haciendo su maestría en historia en SDSU, a la cachanilla Joana Guzmán le “hacia falta hacer comedia”.

Además, diferentes personas en el “Face” le pedían que reviviera su divertido, atrevido, y en algunos casos irreverente personaje que había hecho popular en Mexicali, llamada La Comadre Pansha, una doña de las cuatro decadas medio cerrada, criticona y “ahora que vive en Estados Unidos cree que ya sabe inglés”.

Guzmán decidió escuchar a su público y retomó el personaje, ahora La Comadre está ganando una nueva popularidad en las redes sociales con sus videos de comedia y poco a poco está llegando a diferentes rincones del mundo, incluyendo Alemania, Chile, España, Colombia y México.

“Si ellos lo piden y hay tres personas que me van a ver, pues adelante”, comentó Guzmán.

Cada cosa que sale de la boca de La Pansha está alineada con unas características muy bien definidas: es alcohólica (su pisto de preferencia son las “caguamas” y “la sangre de cristo”), orgullosa, dejada, religiosa, le importa mucho el que dirán y dicen que su hijo Pepe Luis, cómo de 20, es gay, explicó Guzmán.

Tiene también una amiga, La Shayo, que nunca sale en cámara, quien es gordita y es de El Salvador. No quiere que se regrese a su tierra y es por eso que no le quiere regresar su pasaporte.

“Esta bien cerrada La Pansha”, dijo Guzmán, con una sonrisa.

“Pero es comedia y esta bien”, apuntó, al resaltar que sus chistosadas le han cambiado la vida a la gente, hace tiempo un fan que estaba al borde de depresión total le dijo sus actos le habían hecho reír de nuevo.

“Han pasado muchas cosas bonitas y le invito a otras personas a mover el corico conmigo, pasen por mi página, diviértanse, dejen sus comentarios y sugerencias de temas que les gustaría escuchar, además mi sabio consejo”, apuntó.

En Facebook Live cada lunes a las 6 p.m. La Comadre Pansha tiene un rato de «cotilleo» (chismes) en el que aborda diferentes temas e interactúa con sus fanáticos.