SAN DIEGO.- Un 38% de los refugiados que llegan a Estados Unidos en calidad de asilados políticos, al ser amenazados por el terrorismo y las dictaduras militares, provienen de Iraq y un 27% de Afganistán, puntos focales de lucha armada y tensión en el mundo.

Así lo dio a conocer Walter Lam, quien en 1986 arribó a San Diego procedente de Uganda, como refugiado político y actual presidente de la organización de apoyo humanitario The Alliance for African Assistance (Alianza para la Asistencia a Africanos).

EL fue el orador invitado al Almuerzo de Unidad Anual de San Diego Chicano Federation of San Diego County (Federación Chicana del Condado de San Diego), una organización que el 27 de septiembre cumple 47 años de haber sido oficialmente constituida y que por segunda ocasión es presidida por Ray Uzeta.

De entrada, Lam elogió la vocación humanitaria que San Diego ha tenido para recibir refugiados de todas partes del mundo, y ser uno de los beneficiados con esta política de asilo de los Estados Unidos.

“Muchas gracias” dijo el hombre afroamericano quien narró que por las prácticas de tortura y abuso militar perdió a su hijo mayor, su suegra y un cuñado, quienes fueron asesinados por órdenes del gobierno ugandés.

Desde entonces, reflexionó, ha pensado mucho acerca de la gente que ha sido forzada a salir del país africano, y de quienes aún permanecen ahí.

“Difícil, pero no imposible”Lam, quien inició en 1989 la Alianza de Asistencia Africana en San Diego, destacó la labor desarrollada por Chicano Federation of San Diego County para buscar vivienda accesible a favor de los refugiados: “es un proceso muy difícil, pero no imposible”, indicó al reflexionar en el sueño de que todos estos asilados pudieran contar con su propia vivienda.

Recordó que solamente un 5% de personas que aplican por asilo son aprobados por el Departamento de Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS).

Lam agregó que es incuestionable que San Diego y California se han convertido en tierra que ha dado la mano a refugiados, y sólo el año próximo aumentará la cuota de recepción de 85 mil a 100 mil.

Los países de mayor exilioPor países, abundó, son Irán, Iraq, Siria, Somalia, Afganistán y Uganda, los ciudadanos de donde provienen la mayoría de los refugiados políticos que arriban a Estados Unidos.

El orador invitado de Chicano Federation recordó los amargos momentos en que tuvo que huir de su natal Uganda a Kenia donde estudió la preparatoria y acudió a la universidad para graduarse como Ingeniero Agrícola, pero también cuando regresó a Uganda y sería arrestado por su postura indeclinable a favor de los grupos más desprotegidos y golpeados por la dictadura de ese país.

“Durante más de 25 años, la Alianza para la Asistencia de África ha trabajado para proporcionar asistencia aquí en los Estados Unidos y en el extranjero, a los refugiados, los desplazados internos, los inmigrantes, los solicitantes de asilo, víctimas de la tortura y la guerra, las mujeres en dificultades y los niños y en total los que sufren de dificultad económica”, se afirma en el sitio de la organización.

“Hoy en día”, subraya la misma, “seguimos dedicados a brindar apoyo social, cultural y educativo para todos los refugiados en el proceso de reasentamiento. Dicha asistencia incluye la preparación de las familias de acogida; obtener una vivienda segura y asequible, ayudar con la renta y el transporte, exámenes de salud, inscribir a los niños en la escuela, clases de idioma Inglés y servicios de traducción y asistencia de empleo y formación. Hemos reubicado con éxito más de 12.700 refugiados de Somalia, Sudán, Congo, Zimbabwe, Uganda, Etiopía, Liberia, Eritrea, Vietnam, Irán, Kosovo, Bosnia, Irak, Birmania, Afganistán, Siria y Rusia”.

Hoy, cerca de cumplir tres décadas de haber salido de Uganda y embarcado a San Diego, ratifica, de frente, ante los presentes su firme compromiso de continuar apoyando a sus paisanos.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com