SAN DIEGO.- Todos los días, en las salas de emergencia de Rady Children’s Hospital en San Diego atienden hasta dos niños debido a mordeduras de perro, un número “asombroso”, sobre todo cuando puede ser prevenido.

Según la enfermera Kay Moore, de Rady Children’s, el 80 por ciento del tiempo el atacante es un perro conocido y el 98 por ciento del tiempo muerde al pequeño en la cara.

“Nuestros perros, chicos o grandes, se cansan de los niños que constantemente quieren jugar, son animales y necesitan su espacio”, comentó Moore, quien es además una entrenadora certificada de perros y apasionada informante sobre la Semana Nacional de Prevención de Mordeduras de Perros, que es de mayo 15 al 21.

“Los perros no suelen atacar de la nada, se puede prevenir una mordedura si uno se familiariza con sus expresiones faciales y posturas corporales, ya que ellos la mayor parte del tiempo prefieren estar solos”.

Las expresiones y posturas a las que hay que prestar mucha atención, cuando un niño está interactuando con un perro, explicó Moore que son cuando el animal voltea su cabeza hacia el otros lado y si varia la forma y el tamaño de sus ojos o la dirección y la intensidad de su mirada.

Otros señales de ansiedad y que quieren estar solos, dijo Moore, son si pegan su orejas a su cabeza y comienzan a lamer sus labios.

La enfermera recalcó que, desafortunadamente para sus dueños, los perros “no quieren ser abrazados ni besados”, y que jugar “bruscamente con ellos, puede ser peligroso”.

Dicho esto, recomienda a los padres esperar a tener un perro de familia hasta que sus niños sean mayores de cinco años de edad, o hasta que estén en una etapa en la que puedan reconocer cuando su perro este demandando que lo dejen solo, con sus expresiones corporales.

“No hay que esperar hasta después de una mordida para prestar atención a los mensajes de alerta que nuestros perros nos envían”, advirtió Moore.

Lo que si le gusta a los perros, dijo, es un agradable paseo en la correa, jugar a las escondidas y el popular tira y afloja.

Tras una mordida con ruptura de piel, también recomendó la enfermera llevar a los niños al hospital, ya que se necesita limpiar bien la herida y coserla si es necesario.

Para aprender más sobre la prevención de mordidas de perros visitar el sitio de Internet de la enfermera Kay Moore, www.thesocialk9.com. La información está en inglés.