De acuerdo con datos de la Secretaría del Estado de California este año se registraron más de 7,000 nuevos electores cada día en los primeros cuatro meses, pero sin contar el mes de mayo cuando se esperaba un mayor interés por participar en las elecciones.

El ritmo de registro para el condado de San Diego fue de 17 nuevos electores cada hora.

El registro de electores latinos en California aumentó en 123 por ciento comparativamente con el registro de la elección general anterior.

El 87 por ciento de los nuevos electores latinos en el estado tienen menos de 24 años de edad, es decir que es un empuje joven.

El registro electoral se cerró este lunes, 23 de mayo. Para entonces se registraron 16 millones 600 mil electores, de los que 7.7 millones don demócratas, 4,4 millones son republicanos y 4.1 millones son independientes.

El secretario de Estado, Alex Padilla, informó que hasta esta semana el 70 por ciento de todos los residentes de California que reúnen los requisitos para votar se registraron a tiempo.

El registro podría aumentar en siguientes comicios, porque el Departamento de Vehículos Motorizados va a comenzar a registrar electores de 18 años cumplidos cuando soliciten identificaciones oficiales o licencia de conducir.

Hasta este lunes había 17 millones 268 mil 833 electores registrados en California.

La mayoría de los nuevos electores registrados la integran jóvenes, informó el secretario Padilla.

El 37 por ciento de los nuevos votantes son personas menores de 25 años de edad y el 64 por ciento tienen 35 años o menos.

De acuerdo con Padilla, muchos de esos electores menores de 36 años decidieron registrase para votar y participar en elecciones por primera vez aunque hace buen tiempo que reúnen los requisitos.

Una parte de los nuevos electores la confirman los nuevos ciudadanos, inmigrantes que adquirieron la ciudadanía.

De hecho en condados como el de San Diego los temas de las campañas electorales motivaron a que inmigrantes que podían solicitar la ciudadanía porque ya cubrían requisitos pero permanecían sin hacerlo, esta vez pidieran el cambio, con tal de participar en las elecciones del 2016.

Un estudio de la Universidad Nacional anticipó que participará alrededor de un 60 por ciento de esos electores, es la más alta votación promedio desde el 2008, cuando se alcanzó una participación sin precedentes hasta entonces, también de 60 por ciento.

Aparte de los nuevos electores, otros 600 mil votantes realizaron cambios de dirección, ya sea porque se mudaron dentro del estado o cambiaron de nombre, o porque llegaron desde otros estados a radicar a California.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com