Un día en Honduras lo secuestraron, tenía 14 años de edad, “lo último que recuerdo fue que me pusieron un pañuelo húmedo al rostro”; cuando despertó descubrió con horror que lo habían vendido como esclavo sexual y aun entonces no sabía que estaba en San Diego.

Suanhirs Piraíno Guzmán platicó a El Latino su paso de ser un menor de edad secuestrado en Centroamérica y explotado sexualmente en San Diego a ser el actual asesor del presidente Barack Obama para los temas del tráfico y explotación humanos.

De pequeño sufrió constantes maltratos de su padre. “Tengo 57 cicatrices en el cuerpo y recuerdo cuando mi padre me hizo cada una de ellas”. Un día cuando tenía 14 años su padre finalmente se fue, no regresó, pero cuando al fin iba a sentirse aliviado, comenzó su verdadero calvario.

Como el mayor de sus hermanos, asumió la responsabilidad de ayudar a su madre y encontró trabajo en una pizería. Fue ahí cuando en el 2002, un día llegaron unos clientes que hablaron de temas que al momento él desconocía y que, ahora recuerda, hacían referencias sexuales. Dijo que notaron su inocencia, desconocimiento de lo que hablaban, y enseguida lo raptaron.

Cuando despertó, Suamhirs estaba drogado sin saber que ya se encontraba en California, donde comprendió al ver que unos hombres pagaban dinero a otros comprendió que lo explotaban sexualmente, innumerables veces.

“Ellos me tenían sexualmente activo con viagra y drogado con cocaína, todos los días; desafortunadamente esto pasó por seis meses. Llegaban hombres, mujeres, me violaban seis, siete, diez veces al día”, comentó.

Cuando iba para siete meses un día llegó la policía de San Diego. Lo rescataron. Le explicaron que estaba en City Heights en San Diego y que él no era el único en esas condiciones en ese sitio.

Pero cuando la policía lo rescató y pensó que había corrido con suerte de sobrevivir y regresaría a Hondura con su familia, todavía padeció torturas: lo enviaron no a un hospital donde recibiera ayuda, sino a un manicomio, pues habían asumido de que por la experiencia traumatizante que había vivido podía ser peligroso si estaba en contacto con otros menores.

“En los años siguientes fue mi batalla, para imponer poco a poco mi verdad”, dijo. Permaneció en San Diego Ya no se fue a Honduras. Y al darle reconocimientos a su caso, comenzó a destacar.

“Yo fui asignado como asesor para Seguridad Nacional y para el presidente Barack Obama para en tema de trata de blancas”.

Ahora a los 28 años de edad Suanhirs también enseña a oficiales de Inmigración y Aduanas (ICE) a identificar a las potenciales víctimas infantiles de tráfico humano a Estados Unidos que, lamenta, son miles cada año.

“Lamentablemente San Diego es un lugar con muchos casos de tráfico y explotación sexual de menores tanto por su ubicación, junto al mar, junto a la frontera más transitada, como por las carreteras, aquí en un momento pasar a una autopista que te lleva a otro estado, a otro lugar distante”.

Suanhirs Piraíno opina que haber sido enviado a un manicomio innecesaria e injustamente, al final resultó en algo bueno, pues ha podido “educar a oficiales de Aduanas e Inmigración para que identifiquen a víctimas de abuso sexual y les ayuden”.

En el marco de una conferencia que dio en la Biblioteca pública de City Heights, el asesor presidencial de un consejo para los padres de familia en el condado de San Diego:

“Que hablen con cada uno de sus hijos por lo menos diez minutos todos los días, y que en esa plática los hagan sentir queridos, apreciados, que sepan que son importantes. Esto previene muchas cosas,”.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com