SAN DIEGO.- Un grupo de veteranos militares estadunidenses deportados a México intentará entrar a California el próximo 8 de julio para solicitar visas humanitarias que les permitan tener servicios médicos.

El anuncio lo hizo el director del albergue para veteranos deportados en Tijuana, Héctor Barajas, al encabezar una ceremonia junto a la barda fronteriza en memoria de los soldados que han perdido la vida, incluidos tres que fueron expulsados a Baja California.

Con la ayuda de la Unión Americana de Derechos Civiles (Aclu), los veteranos intentarán regresar por primera vez a suelo estadunidense, por lo menos temporalmente para pedir servicios médicos de la Administración federal de Veteranos.

“No queremos que nos atiendan hasta que ya no tener remedio y nuestros casos sean urgentes, o cuando nos entreguen a nuestros familiares en cenizas”, dijo Barajas, quien sirvió en el 82 Batallón Helitransportado.

Nueve de los soldados deportados a México han perdido la vida, tres de ellos en Tijuana, Héctor Manuel Barrios Reyes, José Solorio y Gonzalo Chaidez.

“Yo creo que el caso más lamentable fue el de Gonzalo Chaidez, que murió de una enfermedad cien por ciento tratable, murió de tuberculosis”, dijo Barajas.

Chaidez pereció el 10 de marzo del 2015 sin recibir atención en México y sin que le permitieran obtener visa humanitaria para que lo atendieran en San Diego. “Claro que si lo hubiera atendido la Administración de Veteranos no habría muerto”, comentó Barajas.

Aunque no hay una cifra específica, se calcula que en México hay por lo menos unos mil veteranos deportados. Hasta cuatro mil más se encuentran en una treintena de países.

Para el Día de los Caídos, un grupo de militares deportados participó en una ceremonia solemne junto a la barda en la zona del Parque de la Amistad, entre Imperial Beach y el vecindario de Playas de Tijuana.

Luego de la ceremonia con entrega de bandera, el reverendo John Fanestil encabezó desde el lado de San Diego una ceremonia religiosa en memoria de los militares caídos, incluidos los que han sido deportados.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com