SAN DIEGO.- Esta visto que pese a la desventaja que lleva en cuanto a número de delegados frente a su rival Hillary Clinton, el precandidato presidencial Bernie Sanders no quiere ceder ni un ápice.

A días del Super Martes en California y de que se llevara a cabo la visita de la ex secretaria de Estado, Sanders confirmó que la tarde del domingo 5 de junio, alrededor de las 5 p.m., encabezará un mitin en la explanada noroeste del estadio Qualcomm.

Esta será la tercera visita de Sanders a San Diego y precede a la que recién hicieron los precandidatos Donald Trump y Hillary Clinton, sin contar la que a nombre de esta última hizo su esposo y ex presidente Bill Clinton.

Y es que ‘el botín’ político que representa la elección primaria del Super Martes 7 de junio en California no es cualquier cosa y si mucho lo que está en juego.

De hecho, Sanders le ha echado el ojo al estado más rico en cuanto a número de delegados y que recompensa 548, es decir, el 20 por ciento del total.

No obstante, aún si el neoyorkino de 74 años de edad y un impulsor de la lucha social de los trabajadores, obtuviera esta recompensa, la distancia frente Clinton es considerable:

790 delegados, cifra que sería en realidad 321 sin considerar los llamados super delegados (quienes han ofrecido su voto), pero sus posibilidades no son optimistas y dependería casi de un milagro, de acuerdo con analistas de la cadena de noticias NBC News.