PINE VALLEY, CALIFORNIA.- El reloj marcaba las 3 p.m. del domingo, cuando un hombre intentó escapar a bordo de su vehículo del punto de revisión de la Patrulla Fronteriza de Pine Valley.

¿La razón? Un hombre, de unos 22 años habría tratado de internar de contrabando a tres personas, que ocultaba en la cajuela de su vehículo.

El incidente ocurrió en este punto de revisión localizado sobre la autopista interestatal 8, cuando el conductor de un Kia Forte 2015, se aproximó al punto de revisión.

Ante una primera sospecha, el equipo K-9 de la Patrulla Fronteriza alertaría de la presencia del vehículo, en lo que algo extraño se ocultaría en la cajuela del mismo.

Luego de llevar a cabo una revisión más detallada de la unidad, y preguntar al conductor qué era lo que traía en su automóvil, el hombre intentó inmediatamente escapar del punto de revisión, acelerando su carro, pero los agentes accionaron el instrumento para ponchar las llantas, logrando parar su marcha.

Se informó que los agentes revisarían, a detalle, la cajuela del sedán y encontrarían a tres ciudadanos mexicanos que iban a ser internados ilegalmente al país.

El conductor sería arrestado bajo la acusación de tráfico humano, mientras los tres hombres fueron auxiliados por los agentes fronterizos.

En un comunicado emitido más tarde por la Patrulla Fronteriza, Sector San Diego, se afirma que al entrevistarse a los tres hombres que habrían de ser objeto de tráfico humano denunciaron que se encontraban muy apretados y con mucho calor, pues el domingo la temperatura superó los 100 grados farenheit, además de que tenían mínimo flujo de aire, para poder respirar.

David BeMIller, Encargado de Turnode la Patrulla Fronteriza en la garita de Pine Valley, consideró que los policías fronterizos destacados en la Estación de Campo “hicieron un trabajo fantástico al detectar esta carga de tráfico humano, lo que llevó al rescate de tres personas, y ahora el presunto responsable encarará cargos criminales”.

Se indicó asimismo que el conductor se encuentra arrestado a disposición del Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security) y el vehículo fue decomisado por la Patrulla Fronteriza.

La Patrulla Fronterizo pidió por último reportar actividades sospechosas a la Patrulla Fronteriza, Sector San Diego (U.S. Border Patrol) al (619) 498-9900.