El senado de California envió esta semana al gobernador Jerry Brown una propuesta de ley aprobada que de refrendarse permitirá que todos los indocumentados adquieran seguro de salud a través del programa Covered California.

La iniciativa SB10 fue aprobada por mayoría apenas dos semanas de entrar en vigor otra ley que otorga servicios de salud a todos los menores de edad indocumentados en el estado.

El senador Ricardo Lara, autor de la SB10, dijo que el gobierno federal niega a los indocumentados servicios de salud y la posibilidad de que adquieran su propio seguro a través de Covered California. Lo que la propuesta hace es pedir al gobierno federal una excepción para California, para que los indocumentados adquieran su seguro.

Si el gobierno federal accede, California ofrecería a los indocumentados servicios alternativos, distintos a los regulares de Covered California, que los migrantes puedan pagar sin recibir ayuda federal.

Si el gobernador firma la ley, California aprovecharía la estructura de Covered California pero la información que suministren los indocumentados quedará únicamente a autoridades de Salud de California.

De acuerdo con Lara, la propuesta es muy importante si se trata de garantizar la salud colectiva en el estado pero más importante porque la salud es derecho humano.

California tiene la comunidad más grande de indocumentados en el país, con cerca de tres millones de personas, un doceavo de la población total en el estado, a grandes rasgos.

Por lo menos uno de cada cuatro indocumentados en Estados Unidos vive en California.

Lara dijo que dejar a una comunidad de esa magnitud sin atención médica es inapropiado y contraproducente.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com