En este pequeño deportivo de 3,85 metros de largo y 192 CV se puede ir a donde se quiera y con la intensidad y la rapidez que uno desee.

El nuevo Mini One Cooper S protagonista de esta prueba dinámica corresponde a la segunda generación, que ha aprovechado el fabricante británico para incrementarle las proporciones.

En comparación con el modelo anterior, ahora es 98 milímetros más largo, 44 milímetros más ancho y un milímetro más alto.

La distancia entre ejes también ha crecido en 28 milímetros, lo que se traduce en que el ancho de la vía delantera aumenta en 42 milímetros) y la trasera en 34 milímetros.

También ha ganado espacio el maletero, ya que ofrece un 25 por ciento más, hasta los 215 litros con la capota cerrada, porque cuando está abierta se reduce el espacio para las maletas hasta los 160 litros.

Otra novedad importante para los amantes de la conducción a cielo abierto es que la capota de tela se pliega de forma completamente eléctrica en 18 segundos. La operación se puede hacer con el vehículo en marcha siempre y cuando no se superen los 30 km/h.

Como en el modelo al que sustituye, se puede plegar parte de la capota hasta la mitad del vehículo o se puede retirar entera, con lo que el placer a cielo abierto es aún mayor.

En el caso de que se opte por la apertura de techo corredizo, el espacio que se logra es de 40 centímetros y se puede hacer a cualquier velocidad.

La capota textil ha sido desarrollada especialmente para la nueva generación. Tiene un varillaje cubierto y la luneta incorpora hilos calefactables.

El aislamiento acústico se ha incrementado, especialmente en la zona delantera, de modo que en marcha los ruidos aerodinámicos llegan más al conductor desde las ventanillas traseras que de la zona más cercana a la cabeza.

Dentro del programa de individualización ofrecido por Mini se puede elegir la capota con la bandera Union Jack combinando los colores negro y gris.

A pesar del aumento del tallaje, el Mini sigue siendo un vehículo contenido en medidas, que sigue apostando por ofrecer una conducción cercana a la de un kart.

Para ello el asiento está más próximo al asfalto y la distancia entre ejes y el ancho de vías es mayor que en otros vehículos.

EFE

Ellatinoonline.com