Una propuesta de ley que busca terminar con los cambios de hora para ahorrar energía pasó esta semana en aprobación en un primer comité de la legislatura estatal.

La iniciativa AB 385 todavía tiene que hacer un largo recorrido, pero, si es aprobada, en California ya no se adelantará ni atrasará el reloj, según obscurezca más temprano o más tarde.

El autor de la iniciativa, el asambleísta Kansen Chu, dijo que la medida ya tiene muchos años y afecta principalmente a las personas de edad avanzada y a los niños.

Los cambios de hora fueron aceptados por el electorado de California en 1949, con el fin de ahorrar energía generada, al provechar la luz del sol.

Pero Chu dijo que desde entonces la medida se ha aceptado sin ser cuestionada, “no ha preguntado a la gente si está de acuerdo”.

Según el legislador, cada vez que hay un cambio de hora los residentes de California sufren alteraciones de sueño, rendimiento y capacidad durante varios días.

Citó estudio médicos que aseguran que para los niños y los ancianos resulta agotador adaptarse a los cambios de horarios.

Este año se atrasó una hora el reloj el 13 de marzo y el próximo cambio, una hora hacia adelante, será el 6 de noviembre.

Si la legislatura aprueba la medida, pasará al gobernador Jerry Brown para que la firme, pero todavía entonces no será una ley que pueda entrar en vigor, sino que de ser refrendada se incluirá en las boletas electorales de noviembre y entonces el electorado decidirá.

Por ahora la única oposición a la AB 385 es de parte de entrenadores y preparadores deportivos de ligas infantiles, un grupo que aprovecha el ahorro de energía en el verano.

Dos estados ya terminaron con el cambio de hora: Arizona y Hawai.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com