SAN DIEGO.- Ramond ‘Ray» Lutz es una activista que ha luchado por muchos años en favor de lo que él considera una verdadera justicia democrática.

Así lo demostró cuando defendió el movimiento social denominado San Diego Ocuppy y que le significó ser arrestado por la policía, por supuesta invasión a propiedad privada.

Ahora el activista ha llegado más lejos al demandar al Registro de Votantes del Condado de San Diego (San Diego County Registrar of Votars), por presuntas irregularidades en que esta agencia electoral habría incurrido en el actual proceso de conteo de los votos de las elecciones primarias del 7 de junio en California.

Concretamente, Lutz asegura que 285,000 votos que fueron enviados por correo y papeletas provisionales que no habían sido contados al final de la noche del martes 7 de junio, no fueron incluidos en un conteo manual exigido por el estado de 1% de las papeletas.

Para el activista el conteo podría significar la diferencia que ahora tiene Hillary Clinton sobre Bernie Sanders, por ello lo crucial de la demanda.

Sin embargo, el director del Registro Estatal de Electores, Michael Vu, se mantuvo con hermetismo y adelantó que simplemente responderá ante la corte superior de San Diego, cuando sea requerido por el juez.