OAKLAND, CA.- LeBronJames demostró que sigue siendo la gran figura del baloncesto en la NBA y junto a un impresionante triple decisivo de Kyrie Irving, Cleveland Cavaliers vencieron a domicilio a Golden State Warriors.

Aunque para LeBron es su tercer título en seis finales disputadas, la grandeza de Cavaliers radica en que supo sobreponerse a un tres juegos a uno en contra, y humillar, 89 a 93 a los alicaídos ‘guerreros’ de Stephen Curry.

Faltaban escasos 53 segundos para que finalizara un estrujante partido empatado a 89 puntos, cuando apareció la magia de Irving con un triple que significó la victoria de los de Cleveland, que por primera vez en 52 años dan un campeonato y son orgullo de su ciudad. La victoria de James y sus Cavaliers representa un doble mérito: haber remontado una serie adversa y destronar al equipo campeón del 2015.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com