SAN DIEGO.- El juez federal Gonzalo Curiel, quien estará a cargo del juicio de la llamada “Universidad Trump” programado para iniciar el 28 de noviembre de este año, se refirió a las condiciones en que se llevaría a cabo las deposiciones de video relacionadas con el caso.

Cabe hacer mención que una deposición de video es una declaración jurada que no se hace ante una corte, pero que representa un testimonio frente a un litigio o diferencia legal entre dos partes.

Como se ha informado, el candidato republicano ha sido acusado por una mujer residente de Orange County, de nombre Tarla Makeff, de que la desaparecida “Universidad” representó un engaño para quienes se registraron en la misma, que según la demanda afectó a muchos estudiantes,(aunque es individual y no colectiva) mientras operó.

No lo considera necesario

No obstante, el abogado de Trump, Daniel Petrocelli, describió la eventual liberación de deposiciones de video por parte del juez Curiel, como “un desfile de pruebas de una forma muy gráfica”.

En el mismo sentido, Petrocelli argumentó que las transcripciones de las declaraciones están disponibles para

el público y la liberación de las deposiciones de video, por tanto, es innecesaria.

Aumentaría “frenesí

informativo”, afirma

El abogado defensor del acaudalado millonario cuya mayor parte de riqueza se atribuye a la venta de bienes raíces, anticipó que esta decisión del juez se daría con un “frenesí de los medios (de información)” que se agregaría “a la publicidad sin precedentes” que el caso ya ha recibido, antes incluso de que inicie el juicio.

Aunque el juez Gonzalo Curiel, hijo de padres mexicanos (Salvador y Francisca Curiel), anticipó que el inicio del juicio sería 20 días después de que tengan lugar las elecciones presidenciales programadas para el martes 28 de noviembre, para que el caso no se contamine del entorno político-electoral.

Las posturas

Pese a ello, Trump y su equipo legal han afirmado que el origen del juez nativo de Indiana, lo convierte en una persona no apropiada para conducir el juicio de una manera objetiva y que su condición lo pone «en conflicto absoluto».

Concretamente Trump ha criticado lo que el considera un manejo de la demanda por Curiel, y ha insinuado que como “un juez designado por Barack Obama…Quiero decir, francamente, debería excusarse porque él nos ha dado negativo, negativo negativo, fallo tras fallo”, diría en comentario que parece ambiguo durante un discurso de campaña pronunciado en su visita a San Diego.

Organizaciones latinas en California, empero, han considerado que el mensaje de Trump “es racista” y se encontraría relacionado con la propuesta del magnate de construir un muro mayor al que ya existe entre Estados Unidos y México, y expulsar al más de los 11 millones de migrantes del vecino país.