NIZA.- La comunidad internacional se unió en una condena unánime del atentado que causó al menos 84 muertos y más de 100 heridos en Niza (sur de Francia), una matanza obra de la «locura homicida» del terrorismo, en palabras del papa Francisco.

Además del pontífice, los presidentes de EEUU, Barack Obama, y de Rusia, Vladimir Putin, así como las autoridades de China, Alemania, el Reino Unido, España, Grecia, la Unión Europea (UE), Pakistán, la India, Ucrania e Israel, entre otros, mostraron su dolor por la tragedia.

El primer ministro de Francia, Francois Hollande, advirtió que “Francia no cederá a la amenaza terrorista y será más fuerte, pues somos uno solo”.

Como es del dominio público, la noche del jueves, un conductor de un camión aprovechó los actos de conmemoración de la Revolución de Francia, para embestir a una multitud que se encontraba en la ciudad de Niza, disfrutando de los festejos.

De pronto, la celebración, sin embargo, se convirtió en tragedia y hasta mañana de viernes 15 de julio, ya sumaban al menos 84 personas muertas, decenas de heridas, muchos de ellos en estado crítico.

Ante ello, la comunidad internacional se unió en una condena unánime del atentado que causó al menos 84 muertos (10 de ellos niños) y más de 100 heridos, 52 de ellos en estado crítico, en Niza (sur de Francia), una matanza obra de la «locura homicida» del terrorismo, en palabras del papa Francisco.

Además del pontífice, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Rusia, Vladimir Putin, así como las autoridades de China, Alemania, el Reino Unido, España, Grecia, la Unión Europea (UE), Pakistán, la India, Ucrania e Israel, entre otros, mostraron su dolor por la tragedia.

Niza es una población francesa en el departamento de Los Alpes Marítimos, en la region de Provenza-Alpes-Costa Azul, es uno de los centros de la turística Costa Azul en la riviera francesa, entre las ciudades Canes y Mónaco, próximo a la frontera con Italia (30 kilómetros).