CHULA VISTA.- Debido a la recesión económica del 2009, $250 millones fueron recortados de las escuelas de Educación para Adultos en el estado de California.

Y este año la iniciativa AB 1846 buscaba ‘regresar’ el dinero recortado y ofrecer así nuevas oportunidades a los adultos, pero el intento falló.

Por eso resulta relevante el trabajo desarrollado por la profesora Heidi Paris, una maestra de la escuela de Educación para Adultos de Chula Vista, que por iniciativa propia y sin cobrar un centavo, ofreció clases de Ciudadanía, como voluntaria, este verano (del 14 de junio al 20 de julio).

Paris, una maestra entusiasta, iniciará sus clases de Inglés en la escuela de Educación para Adultos partir del próximo 26 de Julio y al señalar la importancia que estas clases tienen para los migrantes, expresó su esperanza de que la situación financiera de las escuelas de educación para adultos mejore.

Y dijo que entre tantas malas, la buena noticia es que las escuelas de adultos volverán a ofrecer clases gratis de Ciudadanía la última semana de julio, cuando comienza el nuevo año escolar, pero el hecho es que, dijo, las escuelas de adultos del Distrito de Sweetwater Union eligieron no ofrecer esta clase en su curso de verano en sus planteles de Chula Vista, Montgomery y National City. En contraparte, compare, la ciudad de San Diego ofrece 9 clases de Ciudadanía, bajo el hombre de San Diego Continuing Education, en su curso de verano.

Señaló, sin embargo, que le parece ilógico y ridículo que durante el presente receso de verano, no se hayan dado clases de ciudadanía, y si se hayan empleado parte de los fondos disponibles para una clase relacionada con el manejo del azúcar.

Dijo que personalmente espera que los representantes de la región sur del condado, Lorena González y Ben Hueso, “puedan trabajar para regresar los fondos, por medio de una iniciativa que apruebe el gobierno de California”.

Y precisó: “con anterioridad a los recortes, el Distrito Escolar Sweetwater Union High ofrecía clases de costura, arte, ejercicio físico y para personas de la tercera edad, en forma gratuita, y ya las recortó”.

“Es especialmente triste para mí como maestra”, agregó, “cuando una persona mayor me pide ayuda para llenar la forma para Ciudanía (N-400) y no puede asistir a clases, cuando anteriormente se ofrecían clases para adultos mayores”.

Pese a todo ésto, la entrevistada se mostró muy complacida de que una madre de familia que recién tomó clases en su curso de Ciudadanía con ella, acaba de pasar el examen.

Lo que más le llamó la atención y le agradó fue que la mujer, de nombre Cinthya, lo hizo para motivar a su hija (una muchacha ya adulta) a que siguiera su ejemplo, y diera el paso de hacerse ciudadana por naturalización.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com