SAN DIEGO.- En un ambiente de alegría y un sábado soleado que hizo lucir las banderas multicolores, la comunidad LGBT de San Diego efectuó el sábado 16 de julio su tradicional marcha del Orgullo Gay, “San Diego Pride”.

Era poco antes del mediodía y los carros alegóricos del desfile ya estaban listos frente al DMV de Normal Street. Las banderas mostraban con orgullo los colores del arcoíris, mientras hombres y mujeres, algunos semidesnudos y ataviados en minúsculas prendas, esperaban el arranque de la marcha.

A los dos lados, miles de personas gritaban eufóricos (as) mientras agitaban banderolas y levantaban gustosos los brazos al saberse grabados en video o fotografiados por los representantes de los medios de información que cubrían el evento.

Pride Unites US all (Todo Estados Unidos solidarizados en el Orgullo), Transgender Community San Diego (Comunidad , gender Queer Pride Unites (Une Ogullo al Género Diverso), Trans Pride (OrgulloTransgénero) y Justice for All (Justicia para Todos), fueron expresiones prevalecientes en el Desfile del Orgullo Gay.

Presencia masiva

Para las 13 horas, el contingente ya sumaban miles y eran visibles desde prácticamente la mayoría de las vialidades próximas, como Washington Avenue, Centre Street, Park Boulevard y aún de University Avenue o El Cajón Boulevard, entre otras.

En varios puntos de la marcha se observaba la presencia de policías locales, corporación que fue objeto de reconocimiento por parte de la LGBT San Diego.

Cabe recordar que el matrimonio homosexual, lésbico, bisexual y transgénero quedó formalmente legalizado en California el 26 de junio del 2013, luego de que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó la admisión de trámite a la apelación contra la anulación de la Proposición 8, que prohibía el matrimonio entre personas del mismo sexo, un recurso interpuesto por grupos conservadores.

Alienta al turismo

Por otra parte, “para mostrar los beneficios económicos del desfile del Orgullo Anual de San Diego y el Festival”, el alcalde Kevin Faulconer, los organizadores del orgullo y líderes cívicos anunciaron los resultados de un informe de impacto económico que muestra miles de visitantes que gastan millones de dólares en San Diego cada año durante el mismo.

El informe realizado por el Centro de Investigación la Universidad Estatal de San Diego (SDSU) sobre la Industria Hotelera y de Turismo encontró que el gasto de los visitantes “Pride” en 2014, en un fin de semana generó alrededor de $11 millones en impacto económico. “Este estudio revela que San Diego Pride es una importante celebración cultural, así como un motor económico que apoya el empleo, el turismo y los negocios locales”, dijo el alcalde.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com