SAN DIEGO.- Debido a la falta de información y la diferencia de cultura, los hombres y mujeres de negocios hispanos han limitado su crecimiento empresarial.

Juan Carlos Hernández, presidente de San Diego County Hispanic Chamber of Commerce, SDCHCC, (la Cámara de Comercio de Hispano del Condado de San Diego) y un experto en materia de crédito bancario a las empresas, recordó que la cultura de los países latinoamericanos ha sido manejar sus operaciones financieras con dinero en efectivo.

Precisó en este sentido que “los propietarios de negocios (latinos) obtienen el crédito, primariamente de sus vendedores, los cuales les ofrecen opciones de pago a un plazo que va de 30 a 60 días”.

“Aunque esto les funciona como una solución para el corto plazo, representa un verdadero límite a su crecimiento como negocio”, afirmó Hernández.

Limitación real

Y otra limitación real, consideró, es que las instituciones bancarias les requieren documentación de su situación financiera, con el fin de que demuestren su estabilidad como negocio.

El caso es que este proceso puede llevarles más tiempo al esperado, prácticas que suelen desanimar a los empresarios hispanos, subrayó.

Otro hecho es que dentro de la comunidad hispana, “muchas familias y amigos están siempre dispuestos a prestar dinero sin cobro de intereses al corto plazo, pero, insistió: “es una solución de corto plazo que no contribuye a un crecimiento en el largo plazo”.

Concluyó en este respecto que el lado favorable ha sido que “una vez que los negocios hispanos entienden el sistema, lo emplean a su favor para generar un crecimiento positivo, desafortunadamente, esto toma tiempo, y la cadena de error-acierto, les representa una costosa lección de vida”.

Pese a todo, gozan de “una situación financiera favorable”

En el condado de San Diego hay más de 35 mil negocios registrados, cantidad que representa un reducido porcentaje si se compara con los más de 4.2 millones que actualmente operan en el país.

Juan Carlos Hernández, presidente de la Cámara de Comercio de Hispano del Condado de San Diego, dijo que pese a las crisis económicas, “la actual situación financiera para los negocios hispanos ha sido siempre positiva”.

Indicó el entrevistado en este sentido que aunque hay negocios que fallan, “la razón más común para esta falla es la falta de acceso a disponibilidad de capital (a bajo costo)”.

Hernández ejemplificó que para orientar a los hombres de negocios hispanos a superar este tipo de escollos, existen organizaciones como Action (Acción), pero precisó: “los inmigrantes hispanos han tenido ingenio e inteligencia para superar las dificultades”.

Compromiso mutuo: Empleador-Empleado

Por otra parte, al pedirle su opinión respecto al impacto que el incremento al salario mínino de $10:00 a $10.50 la hora ocasionaría a las empresas y que en ese respecto existen posturas encontradas, como la expresada en contra por la Cámara Regional de Comercio de San Diego y el alcalde Kevin Faulconer, afirmó categórico:

“El incremento al salario mínimo puede tener un impacto positivo en los negocios, y debido que la reacción inicial fue asumir que las empresas cerrarían o quebrarían debido a este cambio; sin embargo, si tu ofreces buenos salarios y beneficios a tus empleados, tienes la capacidad de poder atraer y mantener una fuerza laboral de calidad, pues el mayor activo que los negocios tienen son sus empleados y si tu inviertes en ellos, incrementarás el talento en tu empresa”.

Y agregó reforzando su postura: “En la Cámara de Comercio Hispano del Condado de San Diego, apoyamos un salario mínimo justo, pues es importante que los empleados compensen su empleo apropiadamente, ya que los empleadores que muestren su compromiso con sus empleados, observarán un aumento en su motivación, que favorecerá un compromiso de ellos hacia la compañía”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com