SAN DIEGO.- El Obispo de la Diócesis de San Diego, Robert McElroy, anticipó que la Iglesia Católica en California vota firmemente en oposición a la Proposición 62, que de aprobarse, eliminaría la Pena de Muerte.

El eclesiástico también dijo que se opondrán firmemente como organización religiosa a la Proposición 66, que de ser aceptada con un si por los votantes, aceleraría el proceso para facilitar la llamada ejecución capital.

Ambas proposiciones serán puestas a consideración de los votantes durante las elecciones del 8 de noviembre de este año.

“Los obispos de California estamos fuertemente unidos en oposición a la pena de muerte”, un hecho que los obispos del estado dorado califican como “un asesinato patrocinado por el Estado, que perpetúa el ciclo de violencia, y una pena que es racial y económicamente sesgada”.

McElroy se mostró orgulloso de “prestar mi voz a este esfuerzo”.

Dijo el Obispo de la Diócesis local que “lo más escalofriante de todo es que en los últimos años más de 100 personas que se encontraban en el pabellón de la muerte en los Estados Unidos, se han liberado de la prisión porque eran inocentes del delito por el que fueron convictos”.

Esto significa, afirmó que, incluso aquí, en Estados Unidos, “la pena de muerte trae consigo la realidad de que se maten a personas inocentes”.

Agregó el Obispo Robert McElroy que en apoyo a la Proposición 62 y oposición a la 66, debe considerarse que “en noviembre se estaría por concluir el Año de la Merced, proclamado por el Papa Francisco, por lo que llamó a los californianos a adoptar la justicia y la misericordia”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com