WASHINGTON, D.C.- Estados Unidos esperará a las conclusiones de una investigación abierta por el Buró Federal de Investigación (FBI) para actuar en relación a la filtración de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata.

En una rueda de prensa, Elizabeth Trudeau, una portavoz del Departamento de Estado, reconoció que el secretario de Estado, John Kerry, trató con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, el ‘hackeo ‘de las cuentas de correo electrónico de la directiva del Partido Demócrata sin hacer alegaciones al respecto.

En una reunión de ministros de exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Laos, Kerry y Lavrov reconocieron haber tratado el asunto.

Favorecería a Clinton, considera Sanders

Lavrov negó cualquier responsabilidad del gobierno ruso en la filtración, así como las acusaciones de que Moscú quiere influir en los comicios presidenciales de noviembre.

Responsables del Partido Demócratas creen que Rusia está detrás de las filtraciones de comunicaciones de sus dirigentes en las que se muestra cómo se intentó favorecer a la aspirante Hillary Clinton en el proceso de primarias frente al senador independiente Bernie Sanders.

Wikileaks aseguró tener en su poder 19.252 correos electrónicos del DNC, en varios de los cuales altos funcionarios del partido hablan de estrategias para vencer a Sanders, senador independiente por Vermont que se enfrentó a Clinton y perdió en las primarias.

“Por el momento, el Departamento de Estado va a dejar que la investigación del FBI continúe su curso”, aseguró en rueda de prensa hoy Trudeau.

Anticipa su renuncia

FILADELFIA.- La presidenta saliente del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, no abrió la convención del partido ni intervino ante los delegados, tras el escándalo por la revelación de supuestas tácticas para debilitar al senador Bernie Sanders. En breve entrevista, Wasserman anunció su decisión que dejaría su cargo como líder al término de la Convención. Sanders exigió su renuncia por la supuesta filtración por parte de WikiLeaks de correos del DNC, que desveló estrategias del partido presuntamente para debilitar la campaña presidencial del senador en favor de Hillary Clinton.(EFE).