Tengo clientes que han eliminado los alimentos tóxicos (como el azúcar y los alimentos procesados), hacen ejercicio cada día y viven una vida saludable, pero batallan con alcanzar su peso ideal, lo cual es muy frustrante.

Frecuentemente, este problema se debe desequilibrios nutricionales. Las deficiencias más comunes son de magnesio, vitamina C, vitamina D, vitamina E, vitamina A y grasas saludables como el omega-3, muchos de los cuales ayudan a controlar la inflamación y los niveles de azúcar en la sangre, lo cual es necesario para la pérdida de peso.

Hoy en día, la mayoría de las personas están sobrealimentadas y desnutridas al mismo tiempo. Tenemos una población obesa pero desnutrida debido a que la alimentación es alta en calorías que no proporcionan los nutrientes adecuados que el cuerpo necesita.

La malnutrición se debe principalmente al alto consumo de alimentos procesados con alta cantidad de azucares y grasas no saludables que no contienen nutrientes y sí provocan un alto nivel de inflamación y toxicidad en nuestro cuerpo, lo cual afecta la salud y el metabolismo. Estos productos contienen altas cantidades de jarabe de maíz alto en fructosa, harinas refinadas, aceites vegetales refinados y las grasas trans entre otros, los cuales proveen cero nutrición, son adictivos y altamente inflamatorios.

Sin embargo, la malnutrición también se debe al bajo consumo de vegetales y grasas saludables los cuales han sido substituidos por carbohidratos como panes, arroz, pastas y frutas, entre otros.

Los vegetales frescos son una de las principales fuentes de nutrientes pero su consumo es extremadamente bajo. La mayoría de las personas una fracción de lo mínimo necesario. Necesitamos comer de 5 a 10 porciones de vegetales por día (una porción es 1 tasa de vegetales frescos o ½ tasa de vegetales cocidos). Además, debemos de variar los vegetales para maximizar la nutrición.

Frecuentemente escucho a mis clientas decir que han aumentado sus vegetales. Al revisar lo que comen, veo lechugas y jitomate. Estas son buenas pero existen muchas otras que deben incorporar. Además, al comer solo lechugas y jitomate, te vas a quedar con hambre y estarás propensa a comer cosas no saludables entre comidas. Las verduras, además de nutrientes te proveen fibra que te ayuda con la digestión y el proceso de eliminación de toxinas de tu cuerpo.

Visita tu mercado local y busca las verduras y frutas de temporada. Algunas de mis favoritas son: brócoli, ejotes, arúgula, espinaca, jitomate, calabaza, berenjena, col, champiñones, kale, alcachofas y pepinos.

Las grasas saludables son fundamentales para el buen funcionamiento del metabolismo, sistema nervioso y la pérdida de grasa. Mis favoritas son las almendras, el aguacate, las semillas de girasol y las pepitas.

Maru es Fundadora de Flaca Forever y Autora del libro “The Mexican Food Diet”, el más vendido en diversas categorías. Ayuda a las mujeres Latinas a maximizar su salud y bienestar y a mantenerse en su peso ideal. Contáctala para conocer sus programas: info@flacaforever.com.