La Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu) advirtió esta semana a los hospitales y clínicas a lo largo de la frontera que tanto los oficiales fronterizos como las instituciones de salud pueden enfrentar demandas si revisan invasivamente a mujeres al cruzar la frontera.

La Aclu destacó la importancia de denunciar ese tipo de actos. Una víctima ya ha recibido más de un millón y medio de dólares por presentar denuncia sobre ese tipo de abuso.

La Aclu en San Diego informó que esta semana la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) compensó con 475 mil dólares a una mujer a quien sus agentes revisaron de manera invasiva, es decir que se les pasó la mano con el argumento de que tenían que inspeccionar cavidades en su cuerpo.

Es la segunda compensación que se paga a la misma mujer, quien sólo ha sido identificada como “desconocida” para evitarle represalias.

El Centro Médico Universitario en El Paso compensó a la misma víctima con un millón cien mil dólares.

Al saber el hospital que la mujer era víctima de autoridades fronterizas, negó que encontrara pruebas del abuso, y por lo tanto el hospital también tuvo que compensar a la mujer para evitar tener que presentarse demandando ante una corte federal.

La Aclu informó a las instituciones de salud fronterizas que si se cometen abusos de ese tipo y niegan que ocurrieron por complicidad tendrán que compensar a las víctimas o enfrentar demandas.

También destacó que es importante que cualquier persona que sea víctima de ese tipo de abuso lo denuncie.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com