Silencio y tristeza privó esta mañana de jueves en la Iglesia de Corpus Christi de la comunidad de Bonita durante la misa de cuerpo presente del oficial Jonathan DeGuzmán, asesinado hace una semana tras un incidente de tránsito ocurrido en Acacia Way, en Southcrest. Momento en que el cuerpo del agente privado de la vida cuando cumplía con su deber es trasladado al interior de la iglesia católica.

Lea reportaje completo en la próxima edición (33) de El Latino sobre el riesgo que corren los policías locales en su encomienda de servicio a la seguridad pública.