SAN DIEGO.- Silvia y Udell son los dos primeros estudiantes de DACA de la organización Teach for America (TFA), en la región San Diego y para llegar a que se les diera tal reconocimientos, tuvieron que pasar por un cernidor en el que se entrevistó a cientos de estudiantes.

En entrevista con El Latino San Diego dijo que llegó a Estados Unidos, proveniente del estado mexicano de Nayarit, cuando tenía 14 años de edad, ha enfrentado momentos muy difíciles.

Pero pese a sus limitaciones migratorias, la muchacha hija de un padre especializado en soldadura y una madre que se dedica a last areas del hogar, es una egresada de San Diego State University y se muestra feliz de recibir esta oportunidad en su vida.

Silvia Linares aún tiene muy grabada en su memoria el proceso de reclutamiento de los estudiantes en la ciudad de Santa Mónica, California, el cual iniciaría el 2 de diciembre del 2015.

de cerca de mil aspirantes que solicitaron una oportunidad fueron seleccionados (as) 40, los cuales tuvieron que impartir una clase de 5 minutos.

Señaló que el desafío para los aspirantes a maestros puestos a prueba fue cómo resolver qué harían, como maestros, de estar en una escuela de escasos recursos para poder administrarla.

Los seleccionados finales serían avisados por correo el 6 de enero de este año, quienes para completar su proceso, debieron llevar clases de verano por Internet y tomar clases requeridas en Southwestern College, que era parte del curso final.

Al preguntarle sobre lo que más le impresionó acerca de este proceso, respondió que el caso de un niño de 4 o 5 años de edad, quien sabía que sus padres eran indocumentados.

En este sentido dijo que la misión de los nuevos maestros DACA de TFA, es precisamente entender y apoyar a estos niños que no tienen documentos de residencia legal y provenientes de padres indocumentados.

Por su parte, David López, director en la region San Diego para Teach for América, dijo que si se toma en cuenta que una población de 32 mil personas solicitaron el beneficio de DACA en el condado de San Diego, se infiere que son miles los aplicantes para Maestros, por lo que es una distinción contar con elementos preparados como Silvia y Udell.

Precisó en el mismo sentido que de 1 millón 439 mil maestros DACA que hay en Estados Unidos, aproximadamente el 10% pertenece al condado de Los Ángeles; es decir, cerca de 144,000, y al menos 1,000 en San Diego.

Aunque el futuro de la llamada Deferred Action for Childhood Arrivals, DACA, (Acción Diferida para Arribos en la Niñez), es incierto porque dependerá de los resultados de las elecciones del 8 de noviembre próximo, se continúa renovando cada dos años este permiso, a quienes cumplen con los requisitos.