SAN DIEGO (CNS) – Jesse Michael Gómez, de 52 años de edad, un ex convicto acusado de disparar fatalmente policía de San Diego Jonathan DeGuzman e hiriendo a su pareja durante un tráfico parar en Southcrest la semana pasada se le ordenó este martes 2 de agosto a permanecer en custodia, con el depósito de una fianza por $5 millones de fianza.

El acusado, quien fue gravemente herido durante el intercambio de disparos la noche del jueves 28 de agosto y fue encontrado por agentes que siguieron un rastro de sangre, fue instruido de cargos en su cama en UCSD Medical Center por juez del Tribunal Superior Joan Weber.

El hombre está acusado de asesinato, intento de asesinato y

ser un delincuente en posesión de un arma de fuego.

De hecho, una acusación de asesinato en una circunstancia especial, por haber dado muerte a un oficial de policía lo hace elegible para la pena de muerte, en caso de ser declarado culpable.

Como ya es del dominio público, DeGuzmán, un veterano de SDPD de 16 años, y el Oficial Wade Irwin, quien ha sido una oficial de San Diego durante nueve años, estaban realizando una parada en Acacia Grove Way en la comunidad de Southcrest, próxima a Barrio Logan y Logan Heights, cuando el tiroteo estalló.

DeGuzman murió en un hospital, dejando atrás a su esposa y sus dos hijos. Irwin, quien está casado y es padre de un niño de 19 meses de edad, y quien se espera que que se recupere completamente.

El juez Joan Weber programó la próxima audiencia, una reunión con las partes, por 1 de septiembre