SAN DIEGO.- La junta directiva de la Cámara Regional de Comercio de San Diego votó a favor del plan financiero del equipo San Diego Chargers (Cargadores de San Diego) para construir un complejo deportivo de usos múltiples y Centro de Convenciones en el centro de la ciudad.

En voz de su presidente Jerry Sanders dijo “estamos orgullosos de ser una organización de negocios orientado a la acción que funciona para mover continuamente nuestra región hacia adelante».

Indicó que «tras una revisión exhaustiva del plan creemos que la Iniciativa cargadores es el mejor paso hacia adelante para afrontar el desafío que tenemos ante nosotros: mantener nuestro equipo de la NFL en San Diego y la mejora de nuestra industria de convenciones”.

“Impacto positivo”, consideran

Un comité especial ad hoc nombrado por Presidente de la Junta Ernesto Arredondo y presidido por Sanders se reunió con representantes de los cargadores, las organizaciones asociadas y las partes interesadas para examinar el plan y su impacto potencial.

El comité hizo su recomendación de durante la reunión regular de la Junta, durante la cual los representantes de los cargadores hicieron una presentación especial y respondieron a las preguntas que les formularon los miembros de la misma.

«Para nosotros, es también una cuestión de orgullo cívico, y el impacto positivo de un nuevo estadio tendría en el East Village, el centro, y toda la región», dijo Sanders.

Agradece respaldo

Por su parte Dean Spanos, presidente de San Diego Chargers sostuvo que “contar con el apoyo de los respetados miembros de la Cámara, y Jerry, en particular, es tremendamente importante para nuestro éxito en noviembre”.

Como es sabido, durante las elecciones generales del 8 de noviembre de este año, se votará una proposición que incluiría un plan financiero cuyo soporte fundamental tomaría recursos de los impuestos públicos.

La otra cara

Cabe recordar que el 21 de julio, aprovechando la realización en San Diego del macro-evento turístico internacional conocido como Comi-Con, un grupo autodenominado “No Downtown Stadium Jobs and Street First”, (No Estadio en el Centro, empleos y Calles Primero), se manifestó en contra de la edificación de un estadio.

La construcción de un estadio para San Diego Chargers soportado por un aumento en los impuestos de habitación sería “uno de los mayores aumentos de impuestos en la historia de San Diego”, sostuvo.

Spanos dijo, no obstante, que “esperamos con interés trabajar juntos para asegurarse de que este proyecto avanza de una manera que es en el mejor interés de las empresas y la comunidad de San Diego en su conjunto.»

Una carta de apoyo de Arredondo y Sanders fue entregado a Spanos, en la cual expusieron varias consideraciones la Cámara para que sean tomadas en cuenta por la directiva de San Diego Chargers ( Cargadores de San Diego).