SAN DIEGO.- Pese a que ha sido muy criticado el acuerdo de libre comercio multilateral llamado Trans-Pacific Partnership, (TPP), Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, éste beneficiaría a la economía de la región San Diego.

Así lo considera un estudio efectuado por investigadores de University of California, San Diego (Universidad de California, San Diego), en el que se pondera al acuerdo comercial porque, se afirma, mediante el mismo se reducirían los aranceles provenientes de otros países pertenecientes a la cuenca del Pacífico.

En el reporte realizado por estudiosos de la economía mundial de School of Global Policy, Strategy and the San Diego World Trade Center (Escuela de Política Global, Estrategia y Centro de Comercio Mundial San Diego, se exponen buenas e interesantes razones para adoptar la defensa del TPP.

Exportaciones dirigidas al TPP, consideran

Se afirma en este sentido que “el 97 por ciento de las exportaciones locales, las cuales representan un valor superior a los $22 billones, se orienta a los países que se han adherido al TPP”.

Asimismo, consideran los autores de la investigación, el comercio a los países del TPP de San Diego se ha incrementado en un 73 por ciento en los últimos 14 años, según los autores.

Otro factor, se indica en el informe, es que la economía de exportación de San Diego, que abarca una amplia variedad de productos de manufactura y agrícolas, está atado con más firmantes del TPP que los Estados Unidos, como un todo.

Se dijo que de los países miembros sólo Canadá tiene políticas comerciales menos restrictivas que los Estados Unidos entre los países del acuerdo multilateral.

Los países participantes

Fuertemente promovido por Estados Unidos, el tratado involucra también a otros 11 países: Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur, Vietnam, Canadá, y los latinoamericanos México, Perú y Chile

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, también conocido como TPP por sus siglas en inglés, es un tratado de libre comercio multilateral que fue negociado en secreto por cinco años, y que fue finalmente firmado por los gobiernos de los países negociadores en febrero de 2015. Ahora se está a la espera que los congresos de cada país aprueben el acuerdo.

En sus 30 capítulos, el acuerdo regula un gran número de temáticas, que van desde el comercio de lácteos, hasta la regulación laboral, pasando por derechos de autor, patentes, inversiones estatales y medio ambiente.

Asimismo, el secretario de Comercio de los Estados Unidos, Penny Pritzker, se unió a los líderes de negocios locales para informar a los medios de comunicación sobre el informe.

La oposición al tratado

Sin embargo, una coalición (unión de diversas organizaciones) que se dedica a la defensa de trabajo, salud, defensa del consumidor y del medio ambiente, anunciaron que se opondrán a los acuerdos a que lleguen los doce países, hasta que no resuelvan estos rubros.

Cabe recordar que en 1994 entró en vigor el Tratado Trilateral de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá se ofreció que se cumpliría con los llamados acuerdos paralelos, y los cuales no estaban considerados en forma original, pero ésta promesa se ha cumplido parcialmente.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com