La cónsul entrante de México en San Diego, Marcela Celorio, destacó que falta divulgar el derecho a la protección consular en Estados Unidos entre la comunidad inmigrante mexicana.

“Me resulta increíble que los más de 50 consulados mexicanos Estados Unidos llevamos más de 25 años con una gran labor de protección, pero aún falta mucha información”, dijo la diplomática al destacar que muchos inmigrantes todavía desconocen que, de ser detenidos por las autoridades estadunidenses, tienen derecho a contactar a su consulado.

El consulado en San Diego comenzó a distribuir tarjetas tamaño bolsillo con la información básica para que los mexicanos que requieran puedan responder ante una detención de las autoridades locales y contacten la oficina consular.

La tarjeta aconseja que “si te detiene un oficial de policía, sigue sus indicaciones y se respetuoso”.

Pero al mismo tiempo explica que “si eres detenido por cualquier autoridad o por cualquier motivo, exige el cumplimiento de los siguientes derechos”:

Tienes derecho a comunicarte con tu consulado, a permanecer callado pues todo lo que digas podría ser usado en tu contra, y tienes derecho a solicitar un abogado.

Y para solicitar esos derechos conocidos como Miranda, las tarjetas consulares explican a los portadores cómo exigir esos derechos en inglés con las frases “quiero llamar a i consulado y quiero hablar con un abogado”.

La cónsul Celorio dijo que esas tarjetas incluso se pueden entregar a oficiales que realicen detenciones, pues explican en inglés que México es formante de convenciones internacionales que otorgan la protección consular a sus conciudadanos.

“Cuando una persona es detenida, son las autoridades que hacen la detención quienes deben informar que tiene derecho a contactar a su consulado; y la persona es quien decide si contacta o no”, pero como las autoridades no siempre informan sobre ese derecho, de acuerdo con la cónsul, corresponde a los consulados divulgar esos derechos.

Explicó que cuando un inmigrante mexicano contacta a su consulado porque ha sido detenido, la sede diplomática puede proporcionar sin costo un abogado estadunidense que evalúa si su caso amerita la intervención de la oficina de protección del consulado de México.

Celorio comentó que el consulado en San Diego en particular carece de un presupuesto para defender legalmente a cada inmigrante mexicano que es detenido, “pero si nos encargamos de que cada connacional tenga un proceso judicial adecuado”.

“Si alguien comete un delito y es detenido, obviamente va a ser juzgado, pero lo que nosotros procuramos es que la ley se aplique de manera correcta, que no haya injusticia ni discriminación; y en algunos casos considerados de alta visibilidad, si alguien es golpeado por ejemplo, por violencia por motivos raciales, entonces el Estado mexicano asigna recursos para poder ayudarle”, comentó la cónsul.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com