Amie Zúñiga es una madre soltera de seis hijos menores de edad que por primera vez en muchos años aspira a olvidar la cárcel, a olvidar el pasado y enfocarse en lo que desde ahora puede hacer por su familia.

Se encuentra libre y se ha esforzado por estudiar, hasta llegar a ser asistente de medicina, pero hasta ahora ha pesado en su record que la detuvieron en posesión de artículos robados y el expediente menciona que también consumía drogas.

Zúñiga asegura que la Proposición 47, aprobada hace dos años, se convirtió en su salvación; le permitió pasar de ser una presa encontrada culpable con media docena de hijos en condiciones desconocidas, en una madre del equipo de soccer, asistente de doctor, rehabilitada de adicciones y con ganas de servir a sus hijos.

“Por primera vez mis hijos han dicho que están orgullosos de que sea su madre, y pienso seguir así”, declaró la mujer de unos 35 años.

Amie Zúñiga es una de las más de 300 mil personas a quienes la Proposición 47 puede ayudar a rehacer su vida, a tener una segunda oportunidad.

Lo que hace la ley es transformar algunos delitos en faltas menores que no ameritan cárcel sino solamente multas.

Por ejemplo, quienes están presos por haber robado artículos en una tienda por una cantidad menor a 950 dólares, o quienes fueron a la cárcel por poseer substancias prohibidas hasta por un valor de 950 dólares pueden solicitar salir libres mediante la Proposición 47.

Ahora quienes cometen esas faltas hasta el tope de 950 dólares ya no enfrentan sentencias de cárcel, aunque sí sanciones menores.

Un parte interesante de la Proposición 47 es que es una ley retroactiva, es decir que beneficia a presos que ahora se encuentran en las cárceles en el estado de California, independientemente de cuándo cometieron esas faltas, si cubren los requisitos de que se trate de penas que pueden reducirse o trasmutar a faltas acreedoras de multas y otros castigos menores.

Anna Castro, la portavoz de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) para los condados de San Diego y el Valle Imperial, dice que todavía falta mucha difusión sobre la Proposición 47, aunque es difícil de creer, todavía hay presos que siguen sin enterarse de que podrían salir libres.

En el condado de San Diego han solicitado re-sentencia, es decir acogerse a la Proposición 47, más de 37 mil 200 presos, y queda un número indefinido de reos que podría beneficiarse.

Muchos de los casos de trámite para acogerse a la Proposición no necesitaron de representación de abogados, aunque contar con uno es mejor. También, si se trata de personas de escasos recursos, pueden pedir que no se les cobre por el trámite, generalmente de entre 10 y 50 dólares.

El sábado 20 de agosto la ACLU participará en una Feria de Recursos con la Proposición 47 en San Diego. Se llama la Segunda Oportunidad y también se llama Cambiando su Expediente.

Castro explicó que los familiares de presos interesados en recibir información y orientación de abogados en esa feria puede idealmente obtener los antecedentes penales de sus familiares en prisión.

Las personas interesadas pueden tener toda la información que deseen de parte de abogados de la ACLU el sábado 20, de las 10 de la mañana a las 2 de la tarde, en la dirección de 6145 Avenida Imperial en San Diego.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com